Estados Unidos: un arzobispo critica duramente el Sínodo sobre la Sinodalidad

Enero 19, 2023
Origen: fsspx.news
Monseñor Charles Joseph Chaput

Monseñor Charles Chaput, arzobispo emérito de Filadelfia, concedió una larga entrevista a The Pillar, en la que critica abiertamente ciertos aspectos del pontificado de Francisco, en particular el proceso sinodal, que describe como imprudente y propenso a la manipulación.

El Sínodo sobre la Sinodalidad

En cuanto al proceso, creo que está mal orientado y sujeto a manipulación, y la manipulación siempre implica deshonestidad. La afirmación de que el Concilio Vaticano II de alguna manera implicaba la necesidad de la sinodalidad como una característica permanente de la vida de la Iglesia es simplemente falsa.

Además, fui delegado del sínodo de 2018, y la forma en que se infiltró la sinodalidad en la agenda fue manipuladora y ofensiva. No tenía nada que ver con el tema del sínodo. La sinodalidad corre el riesgo de convertirse en una especie de Vaticano III latente, rodando en una escala mucho más controlable y maleable. Esto no satisfaría las necesidades de la Iglesia y su pueblo.

Fui miembro del Consejo Permanente del Sínodo de los Obispos desde 2015. Y recuerdo algunas breves discusiones sobre la dificultad de celebrar otro concilio ecuménico debido a la gran cantidad de obispos en la actualidad. Pero desconfiaría mucho de la idea de que la sinodalidad pueda reemplazar de alguna manera a un concilio ecuménico en la vida de la Iglesia.

No hay ninguna tradición de que los obispos deleguen su responsabilidad personal por la Iglesia universal a un número menor de obispos. (…) Este no es ni el espíritu actual ni la realidad.

La relación del Papa Francisco con la Compañía de Jesús

Bueno, yo soy franciscano capuchino, y eso marcó mi vida de manera profunda. La formación jesuita que Francisco recibió naturalmente tendría el mismo efecto. Pero cuando un religioso se convierte en obispo, pertenece a su diócesis, a su presbiterio y a su pueblo. Amo a mis hermanos capuchinos, pero soy sacerdote en la arquidiócesis de Filadelfia. Esta es mi primera lealtad.

Francisco es el obispo de Roma; este papel y sus obligaciones, tanto con respecto a su diócesis local como a la Iglesia universal, son su primera lealtad, y no la Compañía de Jesús. Depender demasiado de tu comunidad religiosa y de sus miembros, a menos que seas un obispo sirviendo en las misiones, no es una buena idea.

Creo que está claro que Francisco gobierna como un superior general jesuita, de arriba hacia abajo, con poca colaboración. También parece dar mucha más importancia a su discernimiento personal que al discernimiento de los Papas anteriores y al discernimiento general de la Iglesia a lo largo de los siglos.

Las acusaciones formuladas contra la conferencia episcopal estadounidense desde Roma

Convertir graves preocupaciones doctrinales en un problema personal es solo una forma conveniente de eludir problemas sustantivos. Esto demuestra una total ignorancia de la historia de la Iglesia. Lo que importa, cueste lo que cueste, es la fidelidad a la doctrina católica, y para eso no hay que buscar excusas.

Solo quiero hacer una observación respetuosa. (…) Cualquier persona que se encuentre en una posición de liderazgo que no esté dispuesto a escuchar la verdad desagradable debe cambiar su actitud ante la realidad.