Eutanasia: el nuevo caballo de batalla de los progresistas argentinos

Agosto 30, 2022
Origen: fsspx.news
Congreso nacional argentino

Varios proyectos de ley destinados a legalizar la eutanasia llegarán ante los parlamentarios en las próximas semanas. La Iglesia católica reaccionó dando a conocer su enérgica oposición y prometiendo hacer oír su voz en el debate.

En Argentina, la eutanasia es legal desde 2012, pero forma parte de un marco relativamente restringido: establece que el gremio médico puede dejar de hidratar y alimentar al paciente al final de la vida que así lo solicite, sin temor a ser procesado judicialmente.

Estas disposiciones –ya gravemente contrarias a la ley natural– son consideradas insuficientes por la coalición gobernante, en particular por el partido Frente de Todos del presidente peronista Alberto Fernández.

Por ejemplo, en 2021 y 2022, nada menos que cuatro proyectos fueron presentados por diputados progresistas, con el fin de lograr una legalización más o menos absoluta de la eutanasia, siguiendo el modelo de lo que ya se practica en Europa y Canadá.

La Conferencia Episcopal de Argentina (CEA), se opuso enérgicamente a estos textos denunciando una "cultura de la muerte" y una "cultura del descarte", en términos muy utilizados por el Papa argentino.

"Aunque una sociedad no puede eliminar el sufrimiento, debe comprometerse siempre con todas sus energías a favor de la vida de los que sufren. (…) Incluso en los casos de enfermedades que no tienen cura, todos los pacientes deben ser atendidos y acompañados para que se respete su vida hasta la muerte natural", declaró el episcopado argentino en un comunicado difundido el 18 de agosto de 2022.

Por su parte, el partido Frente de Todos afirmó que su objetivo sigue siendo poner el tema de la eutanasia en la agenda parlamentaria lo antes posible, sabiendo que el proceso para lograr la aprobación de una ley será largo y estará lleno de escollos: pero la aprobación de la ley que legaliza el aborto les da esperanza de éxito futuro.

La Iglesia de Argentina no pretende quedarse callada en el debate: "Quitar la vida no es un medio para aliviar el sufrimiento. (…) No somos los dueños de la vida", recuerda la nota de prensa de la ECA, que lamenta que no se haga hincapié, probablemente por sesgo ideológico, en los cuidados paliativos.

"Es fundamental acompañar la angustia de aquellos que sufren, su dolor físico y espiritual. El campo de la medicina es curar, pero también aliviar y humanizar el proceso que conduce a la muerte", insisten los prelados argentinos.

Y la conferencia episcopal lanzó una advertencia clara a la clase política: "Por respeto a la vida que nos viene de Dios y de la que no somos dueños, por consideración a tantas personas que se comprometen a cuidar de la vida como personal de salud, y por respeto a los ausentes fallecidos en los últimos años, pidamos a Dios que en nuestra querida Patria no se dé lugar a leyes que dejen a los que más sufren a un lado del camino y los excluyan".

Sin duda, la lucha por el derecho a la vida en Argentina promete muchas batallas en las próximas semanas y meses...