Francia: el Senado rechaza el proyecto de ley de bioética

Junio 26, 2021
Origen: fsspx.news
Cámara del Senado en el Palacio de Luxemburgo

El Senado rechazó en tercera lectura el proyecto de revisión de la ley de bioética, que abre la procreación médicamente asistida (PMA) a parejas de mujeres y a mujeres solas, a la modificación genética del embrión, así como a la creación de quimeras animales-humanos. La Asamblea Nacional tendrá la última palabra el 29 de junio.

El 24 de junio de 2021, a modo de tercera lectura, los senadores -en su mayoría de derecha- aprobaron, por 191 votos "a favor", 61 "en contra" y 91 abstenciones, una "cuestión preliminar", es decir, una moción de rechazo del texto inicial, sin examinar los artículos.

De esta forma, evitaron pronunciarse sobre el fondo de la cuestión y un debate que ha dividido profundamente a los huéspedes del Palacio de Luxemburgo.

En primera lectura, hace un año, el Senado aprobó el proyecto de ley, con su medida emblemática de abrir la reproducción asistida a parejas de mujeres y a mujeres solas, limitándose a excluir el apoyo de la Seguridad Social. El Senado incluso fue más lejos que los diputados, en el orden de la transgresión.

Pero en segunda lectura, a principios de 2021, llegó el cambio de opinión: la asamblea superior adoptó entonces, confusamente, un texto amputado de esta emblemática medida, así como la apertura a la autoconservación de los ovocitos.

La moción presentó el 24 de junio, a nombre de la Comisión Especial del Senado, un acto de divergencia entre diputados y senadores sobre la evolución de la reproducción asistida: "a pesar de aportes ocasionales del Senado incorporados al texto (modalidades de la donación cruzada de órganos, cribado neonatal, mantenimiento del DPI-HLA [cribado preimplantacional con tipificación de HLA para eliminar una enfermedad familiar]), el diálogo entre nuestras dos asambleas nunca tuvo lugar", esto es lo que puede leerse en el texto aprobado por los senadores.

Muriel Jourda, senadora de Les Républicains (LR) de Morbihan, arremetió contra los debates "parasitados por la mezcla de géneros" entre disposiciones "que pertenecen a la bioética y otras disposiciones que son sociales", implicando así a las técnicas de reproducción asistida.

Esto "dividió nuestros debates y el gobierno creó las condiciones para el fracaso", coincidió el socialista Bernard Jomier (PS), coponente del proyecto.

Se trata de una Asamblea Nacional conquistada en los lobbies progresistas, que por tanto tendrán la última palabra, el 29 de junio, poniendo fin a la tercera revisión de las leyes de bioética, iniciada en 2018.