Francia: la religiosa de mayor edad del mundo

Noviembre 15, 2017
Origen: fsspx.news
Lucile Randon, cuyo nombre de religiosa es Hermana André.

A partir del verano de 2017, la Hermana André es la religiosa de mayor edad del mundo. El 20 de octubre de 2017, cuando Honorine Rondello murió a los 114 años de edad, también se convirtió en la francesa más anciana, con 113 años. 

Nacida el 11 de febrero de 1904, en el seno de una familia protestante en Alès, en el distrito de Le Gard, Lucile Randon se convirtió al catolicismo y fue bautizada en 1923, cuando tenía 19 años.

Luego de trabajar 20 años como institutriz y maestra de escuela primaria, particularmente con la familia Peugeot de Versalles, ingresó a la congregación de las Hermanas de San Vicente de Paul en 1944, cuando tenía 40 años de edad. "Viajé poco a poco, siguiendo mi camino como católica," declaró al diario La Croix el 25 de octubre de 2017. Tomó el nombre de Hermana André en honor a su hermano mayor, quien fue "como un padre y una madre" para ella.

En el hospital de Vichy se encargó de atender a huérfanos y ancianos durante 28 años. Recuerda haber experimentado "una gran alegría" con los internos jóvenes. "Algunos de ellos averiguaron en donde me encuentro actualmente y todavía vienen a visitarme."

Casi ciega y confinada a una silla de ruedas, ha vivido desde el 2009 en un asilo en Toulon, en el departamento de Var. La religiosa contó también como "cuando sus hermanos murieron a los 70 años," ella pensó: "pronto será mi turno". Y finalizó diciendo: "ciertamente, el Buen Dios me ha guiado."

Otra mujer, Tava Colo, podría reclamar el título de la mujer más anciana. Nacida en Mayotte, en 1902, tendría 115 años. Pero su edad no está comprobada formalmente ya que, en ese entonces, la colonia francesa no registraba los nacimientos.