Francia: luz verde para el aborto en casa, programable a distancia

Noviembre 16, 2020
Origen: fsspx.news
Un feto de 9 semanas.

En la tierra de los derechos humanos, la segunda fase del confinamiento no perdonó a los niños por nacer: hace unos días, el gobierno francés amplió el período legal que permite recurrir a un aborto no hospitalario.

Como era de esperar, en un comunicado publicado el 9 de noviembre de 2020, el gobierno "decidió renovar las medidas excepcionales adoptadas durante el primer confinamiento", relacionadas con el aborto.

Sin duda, el ejecutivo apeló a los sentimientos más nobles que los elementos del lenguaje permiten comunicar: se trata de "prevenir las posibles dificultades de acceso del aborto, consecuencia tanto de la fuerte movilización de nuestro sistema hospitalario, como de la limitación de las consultas que allí se realizan".

Sobre el tema de las "dificultades de acceso" de la vida del niño por nacer provocadas por el aborto, el gobierno guardó silencio, aunque esto no sorprende a nadie.

A partir de ahora, la muerte se podrá decidir a distancia, ya que las nuevas disposiciones permiten "teleconsultas" para la prescripción del aborto con medicamentos, si la mujer así lo desea.

Por si esto fuera poco, el plazo para recurrir a un aborto con medicamentos fuera de un hospital "se ha flexibilizado, pasando de siete a nueve semanas de amenorrea". El "telepaciente" podrá así obtener el veneno feticida en las farmacias: aún no hay tratamiento contra el virus, pero la "píldora anti-bebé" ya está disponible.

Cabe recordar que, en 2019, se practicaron 232,000 abortos en Francia, de los cuales casi el 70% se realizaron mediante medicamentos.

Jamás se podrán repetir lo suficiente estas palabras: el crimen del aborto clama venganza al cielo y merece un castigo para la nación que lo practica con tanta fiereza.