Francisco al combate de la “mentalidad preconciliar” en la Iglesia

Julio 01, 2022
Origen: fsspx.news

En una entrevista concedida al Corriere della Sera el 3 de mayo de 2022, además de la guerra en Ucrania y sus problemas de salud, el Papa Francisco retomó el tema de las cuestiones eclesiales que le preocupan de manera recurrente.

El pontífice sugiere que la implementación de las orientaciones dadas por el Concilio Vaticano II fue "quizás más difícil" en Italia que en América Latina o África: "A menudo me he encontrado con una mentalidad preconciliar que se disfrazaba de conciliar".

Sin embargo, destaca las cualidades de muchos sacerdotes, párrocos, religiosas y laicos italianos, y asegura que no desea implementar cambios demasiado rápidos dentro de la jerarquía episcopal. El Papa, sin embargo, quiere "la renovación de la Iglesia italiana" mediante el nombramiento de simples sacerdotes directamente al frente de las grandes diócesis, como recientemente sucedió en Turín con el teólogo Roberto Repole, o en Génova en 2020 con el franciscano Marco Tasca.

En el caso de la conferencia episcopal, de la que el cardenal Bassetti dejará la presidencia, el Papa espera encontrar un cardenal "que quiera realizar un buen cambio". Luego de esta entrevista, nombró al cardenal Matteo Zuppi, arzobispo de Bolonia, prototipo perfecto del prelado "bergoliano", y portavoz de la Comunidad de Sant'Egidio, iniciadora del encuentro interreligioso de Asís en 1986, y de aquellos que se realizaron posteriormente...

Francisco expresa también su apego al cardenal Carlo Maria Martini, arzobispo jesuita de Milán de 1979 a 2002, fallecido hace casi diez años, y que fue la figura central del ala progresista del episcopado italiano, durante el pontificado de Juan Pablo II.

El “restauracionismo” ha amordazado al Concilio

La revista jesuita italiana La Civiltà Cattolica publicó el 14 de junio una larga entrevista concedida por el Santo Padre el 19 de mayo, sobre la guerra en Ucrania, la renovación de la Iglesia, el Camino Sinodal en Alemania, considerado por muchos como "herético", y la evangelización de los jóvenes. En esta ocasión habló sobre las tentaciones del "restauracionismo" que "amordazan al Concilio". Citamos aquí algunos pasajes significativos, publicados por Vatican News ese mismo 14 de junio.

"Es muy difícil imaginar una renovación espiritual empleando patrones completamente obsoletos. Debemos renovar nuestra forma de ver la realidad, de evaluarla. En la Iglesia europea, veo más renovación en las cosas espontáneas que surgen: movimientos, grupos, nuevos obispos que recuerdan que hay un Concilio detrás de ellos. Porque el Concilio que algunos pastores recuerdan mejor es el Concilio de Trento. Y lo que estoy diciendo no es una tontería.

"El 'restauracionismo' ha amordazado al Concilio. La cantidad de grupos de 'restauradores' –por ejemplo, hay muchos en Estados Unidos– es impresionante. Un obispo argentino me dijo que le habían pedido que administrara una diócesis que había caído en manos de estos 'restauradores'".

"Nunca habían aceptado el Concilio. Hay ideas, comportamientos que parten de un 'restauracionismo' que, en el fondo, no acepta el Concilio. El problema es precisamente este: en ciertos contextos, el Concilio aún no ha sido aceptado. También es cierto que se necesita un siglo para que un Concilio eche raíces. ¡Entonces tenemos otros cuarenta años para arraigarlo!

"Como signos de renovación, vemos también grupos que dan un nuevo rostro a la Iglesia a través de la asistencia social o pastoral. Los franceses son muy creativos en esta área".

¿Este odiado "restauracionismo" designa el verso de San Pablo (Ep 1, 10): Omnia instaurare in Christo, tomado por San Pío X como lema de su pontificado en su primera encíclica E supremi apostolatus (4 de octubre de 1903)?

Sobre este tema, monseñor Brunero Gherardini, en su libro El Concilio Vaticano II: un debate que no tuvo lugar (Courrier de Rome ed., 2011), se preguntaba "si realmente todos los Padres conciliares se dieron cuenta de que estaban rompiendo objetivamente con aquella mentalidad multisecular que hasta entonces había expresado la motivación fundamental de la vida, de la oración, de la enseñanza y del gobierno de la Iglesia.

"Después de todo, volvieron a proponer la mentalidad modernista, contra la cual San Pío X había tomado una posición muy clara al expresar su intención de 'instaurare omnia in Christo, restaurarlo todo en Cristo'. Fue, por tanto, [en la mente del santo Papa] claramente una manifestación de gegen-geist [contra el espíritu del Concilio]".