Gales quiere imponer la educación sexual a partir de los siete años de edad

Enero 27, 2020
Origen: fsspx.news

El año 2020 bien podría ser un annus horribilis para Gales: los padres de familia están a punto de perder el derecho de impedir que sus hijos asistan a clases de educación sexual. A partir de ahora estas serán obligatorias desde la escuela primaria.

La Ministra de Educación de Gales, Kirsty Williams, confirmó que una de sus prioridades es un plan de reforma de la educación sexual, aunque este requiere de una implementación "cuidadosa y razonable". La consulta pública llevada a cabo por el gobierno sobre este tema puso de manifiesto la enérgica oposición por parte de las asociaciones familiares.

"Reconozco que es un tema delicado, y que las respuestas a la consulta reflejan inquietudes importantes, especialmente en lo concerniente al papel que el estado debe desempeñar en esta área", declaró Williams. Un eufemismo que disimula el enojo de las familias que, sin embargo, defienden un derecho natural elemental.

El Terrence Higgins Trust, un lobby que no oculta su cercanía con los defensores de la ideología de género, aplaudió la decisión, considerándola como el resultado de cuatro décadas de campañas mediáticas. Uno de sus representantes señaló: "Es absolutamente esencial que las lecciones se orienten a la inclusión de las personas LGBT" (sic). La corrupción moral ya está a la vista de todos.

El nuevo programa de educación sexual se desarrollará en los próximos dos años, declaró Kirsty Williams. Será obligatorio desde la escuela primaria.

Hasta los siete años de edad, los niños tomarán un curso sobre "relaciones familiares, amistades y respeto". Posteriormente, entre los siete y los once años, deberán aprender sobre "igualdad de género y relaciones respetuosas", así como acerca de la "ciberseguridad". Finalmente, a partir de los doce años, el adoctrinamiento estará relacionado con "la sexualidad y la noción de consentimiento".

En la vecina Inglaterra, algunos cursos similares serán obligatorios a partir de septiembre de 2020 en las escuelas secundarias y preparatorias. Los padres podrán oponerse a que sus hijos asistan a estos cursos, pero únicamente hasta los 15 años... El estado corruptor de las almas inocentes continúa ejerciendo su presión.