Gobernador del estado de Nueva York promete la legalización de la gestación subrogada

Enero 15, 2020
Origen: fsspx.news

La Conferencia Episcopal del Estado de Nueva York (Estados Unidos) reaccionó enérgicamente al proyecto del poder ejecutivo que busca legalizar la maternidad subrogada en 2020.

En los Estados Unidos, la gestación subrogada tiene un nombre que no le envidia nada a la "neolengua" descrita en 1984 por George Orwell, ya que su término oficial es "maternidad subrogada gestacional".

Sus promotores definen esta práctica como "un acuerdo según el cual una mujer acepta someterse a un embarazo y posterior parto para otros futuros padres", explica el Centro de Medicina Reproductiva de California (CCRM).

Y dado que este método de maternidad es lo suficientemente antinatural como para destruir a la futura madre, el CCRM agrega que se trata de un "proceso complejo que involucra la ayuda de profesionales en el ámbito médico, psicológico y legal para que el procedimiento se lleve a cabo con éxito para los futuros padres y la madre sustituta".

La maternidad subrogada de estilo estadounidense cuenta con el apoyo del gobernador demócrata del estado de Nueva York, Andrew Cuomo: un católico progresista que ya logró la aprobación de un proyecto de legalización ante el Senado del Estado en 2019. Solo falta que este proyecto sea examinado ante la Asamblea del Estado para que pueda sostenerse como ley. Esto se llevará a cabo en 2020, tal como Cuomo lo prometió el 30 de diciembre pasado.

La Conferencia Episcopal del Estado de Nueva York reaccionó el 8 de enero de 2020, denunciando una "política peligrosa que conducirá a la explotación de las mujeres pobres y vulnerables, y que no ofrece prácticamente ninguna garantía para los niños nacidos en tales situaciones".

Pero no nos hagamos ilusiones, porque Andrew Cuomo no está corriendo ningún riesgo político al prometer para el año 2020 la legalización de la subrogación: tanto en el Senado como en la Asamblea, las dos cámaras que conforman el congreso del Estado, el Partido Demócrata al que pertenece el gobernador tiene una mayoría suficiente para llevar a cabo su nocivo proyecto.