India: la minoría cristiana quiere hacer escuchar su voz

Julio 15, 2021
Origen: fsspx.news
Misa de Pascua en la Catedral de Allahabad, Uttar Pradesh

La asociación de acción católica más antigua de la India pidió solemnemente al gobierno federal que defienda los derechos constitucionales de las comunidades cristianas, así como los de otras minorías, en el período previo a las elecciones.

Fue a través de un comunicado de prensa, publicado el 4 de julio de 2021, que la asociación All India Catholic Union (AICU) hizo un llamado al gobierno nacionalista hindú presidido por Narendra Modi, con el fin de poner fin a la violencia dirigida contra las minorías religiosas, los cristianos especialmente.

"Las comunidades cristianas han experimentado un aumento impresionante de persecuciones organizadas y sistemáticas en su contra, con la intención de erradicarlas", subraya el comunicado de prensa de la AICU que denuncia, confusamente, las noticias falsas (fake news) difundidas o alentadas por el estado federal, en particular la explotación, con fines políticos y religiosos, de las muertes ocasionadas por el Covid-19.

El ostracismo sistemático del que son víctimas los cristianos también fue señalado por la asociación de acción católica más antigua de la India, que lo considera como "un intento de destruir por completo" el cristianismo en la tierra de los maharajás.

La mayoría de las veces, ignoramos en silencio "la persecución de las pequeñas comunidades cristianas rurales presentes en varios estados", a lo largo de todo el país, a pesar de los numerosos informes realizados por varias ONG internacionales, entre ellas las Naciones Unidas.

Como resultado, se registraron 154 actos de violencia contra cristianos en los primeros seis meses de 2021, repartidos en 17 estados de la India, según el United Christian Forum.

Una violencia que se beneficia, según la AICU, de la complacencia de las autoridades públicas, ya que "la complicidad de la policía en la violencia selectiva, y el sentimiento generalizado de impunidad de ciertos grupos políticos se han combinado para silenciar por completo todas las voces discordantes".

Como referencia, "la fusión del nacionalismo con la identidad religiosa que automáticamente aliena y aísla a las minorías: el principio de 'una nación, una cultura, un pueblo' se aplica sistemáticamente", dice la AICU.

Debilitado por una pandemia que no ha sabido manejar, el jefe del ejecutivo indio ahora siente vacilar su autoridad: el 2 de mayo, su partido, el Baratiya Janata (BJP), cayó un 30% en algunas elecciones regionales.

Las elecciones regionales que se celebrarán en 2022 en Gujarat y, sobre todo, en Uttar Pradesh, el estado más poblado de India, marcarán el tono para las elecciones generales de 2024.

La minoría cristiana tiene la intención de aprovechar esta situación para aliviar las limitaciones que pesan sobre ellos. Pero nada es menos cierto, mientras la ideología del BJP forme parte de sus genes, con su odio a cualquier religión extranjera, especialmente al cristianismo.