India: los obispos alzan la voz contra las leyes anti-conversión

Octubre 10, 2021
Origen: fsspx.news
Monseñor Joseph Anil Joseph Thomas Couto

Ante la proliferación de leyes anti-conversión que amenazan la acción de los misioneros en la India, una delegación de religiosos, encabezada por el arzobispo de Delhi, acudió a la sede del gobierno federal para protestar contra el trato a la minoría cristiana.

En nueve de los veintisiete estados de la India, un arsenal legal sanciona las conversiones del hinduismo a otras religiones "por la fuerza o por engaño". Los estados afectados son Odisha (antiguamente Orissa), Uttar Pradesh, Arunachal Pradesh, Chhattisgarh, Gujarat, Jharkhand, Himachal Pradesh, Madhya Pradesh y Uttrakhand.

Las religiones musulmana y cristiana son el objetivo particular de estas leyes aprobadas a nivel local. Aunque su objetivo declarado es prohibir las conversiones por la fuerza, sus detractores denuncian la intención de restringir la libertad de culto de las minorías. Para los cristianos indios, estas leyes obstaculizan particularmente el trabajo de los misioneros.

Un décimo estado, Karnataka, en el sur del país, planea promulgar una ley similar: el 28 de septiembre de 2021, el ministro principal del estado, Basavaraj Bommai, emitió un decreto contra la "conversión religiosa por la fuerza", aunque los diez obispos presentes en este estado se reunieron con el jefe del ejecutivo local, para pedirle que no se adopte ninguna nueva legislación.

El mismo día, una delegación de cincuenta religiosos, encabezada por monseñor Anil Joseph Thomas Couto, arzobispo de Delhi, fue recibida en la sede del gobierno de la Unión, en la capital india, para exigir una vez más la abrogación de las leyes de conversión, y para llamar la atención sobre los repetidos abusos que causan a los cristianos.

Monseñor Couto mencionó en particular el episodio del 17 de septiembre pasado, en el que cinco familias cristianas fueron víctimas de la violencia de los hindúes, en el distrito de Kandhamal (Odisha): "en la mayoría de los casos", subrayó el arzobispo de Delhi, "la policía y los funcionarios del gobierno no prestan mucha atención a las quejas de los cristianos".

Los ministros federales presentes durante la entrevista intentaron tranquilizar al prelado indio prometiéndole "investigar el asunto".

¿Se dará seguimiento a estas palabras? Es bastante dudoso, si se toma en cuenta que el poder lo ejerce actualmente, tanto a nivel federal como en la mayoría de los estados, el Partido Bharatiya Janata (BJP), una formación nacionalista que tiene como objetivo purificar el país de todas las religiones no hindúes.

Los hindúes conforman la ultramayoría en la India, donde representan el 80% de la población. Las minorías musulmana y cristiana representan respectivamente el 14% y el 2.3% de la población, o veintinueve millones de cristianos, en un país de 1,300 millones de habitantes.

Sin embargo, el colapso en el índice de popularidad del primer ministro Narendra Modi, debido a su calamitoso manejo de la crisis del Covid-19, ha abierto un período de incertidumbre política que podría beneficiar a las minorías religiosas, dándoles un pequeño respiro.