Intercomunión con los protestantes: el papa aplaza el proyecto

Junio 08, 2018
Origen: fsspx.news
Cardenal Luis Ladaria Ferrer.

Los obispos alemanes recibieron el 4 de junio de 2018 una carta del prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, firmada por el Papa Francisco, en la que declara que el proyecto de admitir a los protestantes a la comunión sacramental "no está listo para ser publicado".

La carta recibida por el episcopado alemán el 4 de junio, tiene fecha del 25 de mayo de 2018, y fue el vaticanista Sandro Magister quien la publicó en su blog.

En la carta, que lleva las iniciales del Santo Padre - con la referencia F. 25/05/18 - el cardenal Luis Ladaria, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, explicó que el documento de los obispos del Rin sobre el acceso a la comunión de los cristianos evangélicos "no está listo para ser publicado", porque "plantea una serie de problemas de considerable importancia."

El cardenal Ladaria destacó principalmente un problema de fondo: el de la jurisdicción de una conferencia episcopal sobre una cuestión "que afecta a la fe de la Iglesia y que concierne a a Iglesia universal."

La polémica inició en febrero de 2018, luego de que los obispos alemanes adoptaran un texto que abre la posibilidad para las parejas lutero-católicas de acceder juntas a la comunión sacramental.

Un gran número de obispos se opuso valientemente a este proyecto que, en caso de tener éxito, violaría "la fe católica y la unidad de la Iglesia". Estos prelados decidieron apelar a Roma para solicitar un arbitraje.

El 3 de mayo de 2018, se llevó a cabo una reunión en el Vaticano entre las autoridades de dicho lugar en materia de doctrina y ecumenismo y los representantes del episcopado alemán.

La discusión concluyó con una declaración en la que Monseñor Ladaria transmitió a los obispos alemanes el pedido del Papa Francisco de "encontrar, en un espíritu de comunión eclesial, un resultado lo más unánime posible". Esta falta de decisión tuvo un efecto devastador, atizando todavía más la controversia en Alemania y en el mundo entero.

La carta del cardenal Ladaria tenía como finalidad extinguir la controversia, pero, ¿no corre el riesgo de crear descontento en ambos lados? Algunos le reprocharán por no haber recordado la esencia de la doctrina católica sobre el acceso a la Eucaristía, contentándose con calificar el proyecto como "no estar listo para ser publicado."

Otros lamentarán un retroceso respecto a la discusión del 3 de mayo, al término de la cual el Santo Padre pidió a los obispos alemanes establecer colegialmente el consenso entre ellos. Es en este contexto que el Cardenal Reinhard Marx, presidente de la Conferencia Episcopal de Alemania y arzobispo de Múnich y Freising, reaccionó el 4 de junio de 2018 a través de los medios de comunicación.

Si bien podemos alegrarnos del bloqueo - al menos momentáneo - de este proyecto escandaloso de la intercomunión entre católicos y protestantes, sigue siendo urgente que el Magisterio aclare la cuestión de la Colegialidad promovidad desde el Concilio Vaticano II, que favorece la autonomía de las conferencias episcopales y la disolución de la unidad católica. A riesgo de poner en peligro la fe y la moral cristianas.