Irlanda: hospitales católicos deberán realizar abortos

Junio 21, 2018
Origen: fsspx.news
Clínica San Vicente, en Dublín.

El Primer Ministro irlandés, Leo Varadkar, declaró que también las instituciones sanitarias católicas tendrán que realizar abortos cuando entre en vigor la ley que legaliza el aborto voluntario.

Haciendo un juego de palabras, Leo Varadkar declaró ante la Dáil Éireann, es decir, la Cámara de Diputados irlandeses, que no quería cuestionar el derecho a la objeción de conciencia individual, pero que este derecho no se podría aplicar en los hospitales, fueran o no católicos, dado que estos reciben subvenciones del Estado: ¿a fin de cuentas no significa exactamente lo mismo?

Esto involucra a dos de las instituciones hospitalarias católicas más grandes de Dublín, así como a su personal: el Mater Hospital, a cargo de las Hermanas de María, y el Saint Vincent Healthcare Group, administrado por las Hermanas de la Caridad.

"No será posible a los hospitales católicos públicos recurrir a la objeción de conciencia... me alegra poder garantizar esto", declaró el Primer Ministro como respuesta a una diputada socialista que se quejaba de la influencia actual de la Iglesia católica sobre diversas instituciones públicas. 

Con esta nueva declaración de Leo Varadkar, el supuesto derecho al aborto muestra claramente sus intenciones: el deseo liberticida de impedir al personal médico católico actuar como tal. Lo único que resta por hacer a las instituciones católicas es renunciar a las subvenciones gubernamentales para poder seguir tratando a los pacientes y evitar la matanza de inocentes indefensos.