Jerusalén: dos hoteles adquiridos por los ultraortodoxos en la Ciudad Antigua

Junio 16, 2022
Origen: fsspx.news
Antigua Ciudad de Jerusalén: en primer plano, el techo de uno de los dos hoteles

Tras dos décadas de batalla legal, el Patriarcado greco-ortodoxo de Jerusalén, ubicado en la Antigua Ciudad, acaba de perder dos propiedades, en beneficio de la organización ultranacionalista judía Ateret Cohanim que trabaja en aras de la creación de una mayoría judía en la Antigua Ciudad y los barrios árabes de Jerusalén Este.

La Corte Suprema de Israel validó, en la tarde del 8 de junio, la adquisición de bienes inmuebles pertenecientes a la Iglesia greco-ortodoxa en la Antigua Ciudad de Jerusalén por parte de una asociación de colonos israelíes. Tras veinte años de procedimientos, la organización judía ultranacionalista Ateret Cohanim ("Corona de Sacerdotes") está ahora autorizada a ocupar dos hoteles situados en los barrios cristiano y musulmán de la Antigua Ciudad. 

Una amenaza física, religiosa y cultural

Para monseñor William Shomali, vicario del Patriarcado Latino de Jerusalén, la pérdida de estas propiedades cambiará el aspecto del barrio cristiano de Jerusalén Este. "Los dos hoteles de nuestro barrio pueden albergar a cientos de colonos, armados y a veces violentos. Pueden, en cualquier momento, detener el tráfico en el barrio cristiano o las procesiones religiosas que lo recorren", advirtió.

Una futura amenaza física, religiosa y cultural de la que los palestinos cristianos serán las primeras víctimas. "No queremos que nuestro vecindario sea controlado por colonos. Es como si nosotros compráramos dos grandes hoteles en el centro de Mea Shearim [barrio judío ultraortodoxo en Jerusalén occidental, NDLR]. Cada uno debe tener su espacio para respirar", insistió.

Monseñor Shomali reconoce "una debilidad por parte del patriarcado ortodoxo", cuyos empleados supuestamente recibieron "sobornos" en 2004, empujándolos a firmar con Ateret Cohanim para la venta de los dos hoteles. El vicario patriarcal de Jerusalén señala la "simpatía hacia los colonos" de la corte israelí, lo que ha hecho que este tema legal sea una batalla perdida.

Judaización de la Antigua Ciudad

Los colonos de Ateret Cohanim ya habían tomado posesión, el 26 de marzo de 2022, de una parte del hotel Petra, sin que se hubiera emitido una orden de desalojo, y mientras el caso aún no había sido decidido por la corte israelí. Para el Patriarcado greco-ortodoxo, la decisión del 8 de junio es "injusta"; avala métodos "deshonestos e ilegales" por parte de los colonos, en uno de los lugares más emblemáticos de la presencia árabe musulmana y cristiana en Jerusalén.

Monseñor Shomali denuncia un movimiento de judaización de la Antigua Ciudad, ya iniciado en los últimos años. La entrada al barrio cristiano, por donde pasa la Route de la Porte Neuve, se habría convertido, por ejemplo, en "un bar al aire libre". Los israelíes van y vienen allí "para tomar una cerveza o un café", dice, con el objetivo de transformar uno de los pocos espacios reservados para los cristianos palestinos.

Necesidad de garantías internacionales

Monseñor Shomali pide que se proteja el estatuto de Jerusalén, para que las comunidades y todos los peregrinos puedan circular por allí en paz. "Jerusalén debe ser una ciudad abierta a todos, con igualdad de derechos para todas las comunidades, donde cada una respete a la otra".

Las comunidades cristianas de hoy necesitan garantías internacionales para proteger el estatus particular de Jerusalén. "La ausencia de tales garantías condujo a la victoria de los colonos", declaró monseñor Shomali.

La justicia israelí aún debe decidir sobre otro aspecto de esta batalla legal: el destino de los residentes palestinos que tienen el estatus de "inquilinos protegidos", según Assaad Mazzawi, abogado del patriarcado greco-ortodoxo.