Kurdistán: el suburbio cristiano de Ankawa se convierte en distrito

Octubre 20, 2021
Origen: fsspx.news

El anuncio fue hecho por el primer ministro Masrour Barzani durante una visita a la región. Esta decisión se formalizó tras las elecciones parlamentarias iraquíes del 10 de octubre.

Ankawa, el suburbio cristiano de Erbil, capital del Kurdistán iraquí, que en el pasado albergó a miles de familias cristianas que huyeron de Mosul y la llanura de Nínive debido al surgimiento del Estado Islámico (EI) es ahora un distrito administrativo a todos los efectos y propósitos.

La medida fue anunciada por Masrour Barzani, primer ministro de la región autónoma del Norte de Irak, durante una visita a la región el 4 de octubre.

Este es un reconocimiento importante, aplaudido por el arzobispo de la capital kurda: "Es una decisión muy importante", declaró monseñor Bashar Matti Warda, y un gesto "estratégico" para mantener la presencia cristiana en el país e invertir en su comunidad.

La decisión de aumentar el grado de autonomía y representatividad de lo que alguna vez fue un suburbio cristiano es compartida por el Ministerio del Interior de Kurdistán, el gobernador de Erbil y el consejo provincial local.

Con este nuevo nombre, Ankawa quedó bajo el "control administrativo" de sus habitantes cristianos, la mayoría de los cuales huían de la persecución en la llanura de Nínive, Irak y Siria, y se convertirá en "el distrito cristiano más grande de Oriente Medio".

De subdistrito a distrito por derecho propio, por lo tanto, con residentes capaces de elegir funcionarios y representantes, sus administradores toman el control de la seguridad y se benefician, a diferencia del pasado, de un alcalde con "autoridad directa".

Para los máximos responsables de Kurdistán, que ya habían abierto sus puertas a los cristianos en el pasado durante el ascenso de Isis, el objetivo es mostrar a la comunidad internacional que la región es segura para los cristianos, y para otros habitantes, atrayendo así oportunidades de inversión y desarrollo en términos económicos.

Durante su visita, el Sr. Barzani se refirió a Ankawa como un semillero de "convivencia social y religiosa" y un "lugar de paz". "Se ha convertido en un centro para muchos de nuestros hermanos y hermanas cristianos que han tenido que dejar su lugar o región de origen por diversos motivos", continuó.

Esta noticia fue recibida con alegría y satisfacción por los propios habitantes, que utilizaron las redes sociales para subrayar que en el Kurdistán iraquí "todos los grupos religiosos y étnicos pueden beneficiarse de los derechos y de la ciudadanía" con "respeto y plena libertad".

La formalización de la decisión de otorgar el control administrativo a Ankawa, sede de varias iglesias y una universidad católica, así como de un seminario, se produjo después de las elecciones parlamentarias iraquíes programadas para el 10 de octubre.

El arzobispo caldeo de Erbil recordó cómo los cristianos en el pasado a menudo han sufrido "daños colaterales" por décadas de violencia sectaria. Su condición empeoró con la caída del régimen de Saddam Hussein en 2003, pero "encontraron en Ankawa un lugar de convivencia y prosperidad económica y social".

Monseñor Warda reiteró el llamado a permanecer en Irak y Kurdistán: "Estamos tratando", dijo el prelado para Kurdistan24, "de implementar muchos proyectos como escuelas, universidades y hospitales. […] Nuestra confianza en el futuro de Kurdistán nos impulsa a animar a los cristianos no solo a quedarse, sino también a invertir en esta región".

Evidentemente, es una gran satisfacción ver esta recepción que Kurdistán brinda a los cristianos iraquíes para permitirles permanecer en su país santificado por la fe de sus antepasados.