Líbano: líderes religiosos cristianos preocupados por el empobrecimiento del país

Febrero 14, 2020
Origen: fsspx.news

Durante una cumbre organizada en Bkerké por invitación del patriarca maronita, Monseñor Bechara Boutros Raï, los patriarcas y jefes de las Iglesias cristianas orientales insistieron en la necesidad de remediar la crisis financiera y socioeconómica que está sacudiendo al país. Los patriarcas greco-católicos, sirio-católicos, sirio-ortodoxos, armenio-católicos, así como varios obispos participaron en los debates del 28 de enero de 2020.

Estos líderes religiosos expresaron su apoyo a los manifestantes pacíficos que exigen reformas, pero condenaron enérgicamente el caos en las calles y en las plazas, especialmente en Beirut.

El diario francófono L'Orient-Le Jour reportó un número cada vez mayor de "personas necesitadas" que "piden ayuda en las parroquias", pero no siempre tienen los medios para responder a todas las solicitudes. En los supermercados, los precios siguen aumentando, mientras que el acceso a la atención médica es cada vez más difícil. El número de personas sin hogar crece todos los días, las personas no pueden pagar sus alquileres, un fenómeno que se percibe especialmente en las zonas más pobres de Trípoli, la segunda ciudad de El Líbano, ubicada 85 kilómetros al norte de Beirut.

Según un estudio del Banco Mundial, la pobreza ha aumentado en un 60% en El Líbano en los últimos cinco años. Hoy, uno de cada tres libaneses afirma tener dificultades para mantener sus necesidades y las de sus familias. Se dice que el estado planea pedir un préstamo de 4-5 mil millones de dólares para financiar la compra de artículos de primera necesidad.

"El país está casi en default", afirmó el economista Samir Aïta, presidente del Círculo de Economistas Árabes, en TV5monde. De hecho, El Líbano se está hundiendo bajo una deuda de más de 86 mil millones de dólares, es decir, poco más del 150% del PIB.