La catedral católica de San Nicolás en Kiev es devuelta a la Iglesia católica

Noviembre 20, 2021
Origen: fsspx.news

Los comunistas habían convertido el edificio en la sede del Ministerio del Interior de la Unión Soviética. Luego, en la década de 1980, las autoridades soviéticas retiraron el altar, instalaron un gran órgano y convirtieron la catedral en una sala de conciertos.

La segunda iglesia de rito latino más antigua de Kiev

La catedral de San Nicolás es la segunda iglesia de rito latino más antigua de Kiev, después de la concatedral de San Alejandro.

Construida en estilo neogótico entre 1899 y 1909 por el arquitecto Vladyslav Horodetskiy y el escultor Emilio Sala, es la segunda catedral católica romana de la ciudad. Está dedicada a San Nicolás de Myra.

Consagrada en 1909, la iglesia sirvió como lugar de oración y culto para los fieles católicos hasta 1938, cuando fue cerrada tras ser tomada por el gobierno soviético.

El sitio web de la Conferencia Episcopal de Ucrania informa que se ha llegado a un acuerdo con las autoridades para devolver la Catedral de San Nicolás a la Iglesia, casi un siglo después. El 1 de junio de 2022, volverá a ser católica.

Mientras tanto, el Ministerio Ucraniano para la Cultura y la Política de la Información, dentro de sus competencias, facilitará la búsqueda de otras salas de ensayo y de conciertos para la Casa Nacional de Órgano y Música, así como de la música de cámara y la reubicación de la Casa Nacional de Órgano y Música de Cámara. La Iglesia tendrá que hacerse cargo de la restauración.

Gracias a los esfuerzos combinados de los católicos, finalmente se ha restablecido la justicia y el santuario ha vuelto a manos de la Iglesia. Los obispos han hecho un llamamiento a la oración y advierten que "los meses que vienen serán difíciles y es importante que los trabajos de restauración se realicen a tiempo, que no se violen los plazos, que se cumplan estas promesas".

Un camino difícil hacia la restitución

Incluso después de la caída de la Unión Soviética en 1991 y la independencia de Ucrania, la catedral no fue devuelta a la Iglesia católica. Fue supervisada por el departamento de cultura del municipio local, que argumentó que la iglesia no podría ser devuelta porque el órgano era demasiado grande y no habría otro lugar para colocarlo.

La mala voluntad siempre encuentra buenas razones...

Hasta el día de hoy, los católicos tenían que alquilar su catedral para poder celebrar allí la misa y otros servicios religiosos, debido a su condición de sala de conciertos.