La corte de Malasia dictamina que los no musulmanes pueden usar la palabra "Alá"

Marzo 13, 2021
Origen: fsspx.news
El Tribunal Superior de Malasia en Kuala Lumpur

El 10 de marzo de 2021, el Tribunal Superior de Kuala Lumpur dictaminó que los no musulmanes pueden usar la palabra "Alá" para referirse a Dios. Una decisión importante en un caso relacionado con la libertad religiosa en este país con una fuerte mayoría musulmana.

El fallo del Tribunal Superior anula una prohibición gubernamental de 35 años de antigüedad sobre el uso de la palabra "Alá" y otras tres palabras en publicaciones cristianas.

El tribunal señaló que los cristianos, que representan alrededor del 13% de una población de 32 millones de habitantes, donde el 60% son musulmanes, podrán utilizar la palabra "Alá" en sus oraciones, textos y prácticas religiosas, según el abogado del demandante, el Sr. Annou Xavier.

Una vuelta rápida por el pasado

En un decreto de 1986, el gobierno de Malasia especificó que la palabra "Alá" debería reservarse exclusivamente para los musulmanes, a fin de evitar cualquier confusión que pudiera alentarlos a convertirse a otras religiones. Esta posición es exclusiva de Malasia.

La comunidad católica de Malasia protesto diciendo que la prohibición no era razonable porque los cristianos de habla malaya habían utilizado el término "Alá", una palabra malaya extraída del árabe, en sus Biblias, oraciones y cantos, durante al menos 400 años.

En 2007, una nueva directiva del Ministerio del Interior de Malasia revocó el derecho otorgado a un periódico católico local, The Herald, de usar la palabra Alá en sus páginas "para asuntos de orden público". Posteriormente, el periódico recurrió al tribunal y ganó el caso en 2009.

El juicio de primera instancia provocó la ira de los musulmanes, ocasionando incendios deliberados y actos de vandalismo contra 11 iglesias. El juicio terminó en 2014. El Tribunal Superior desestimó la solicitud de la Iglesia católica de utilizar la palabra "Alá" en la edición malaya de The Herald.

En 2008, a una cristiana malaya, Jill Ireland Lawrence Bill, se le confiscaron en el aeropuerto ocho CDs educativos en los que se usaba la palabra "Alá" para referirse a Dios. La mujer impugnó ante los tribunales la prohibición para los cristianos de usar esta palabra.

En 2014, los tribunales fallaron parcialmente a favor de la denunciante, ordenando la devolución del material incautado. Sin embargo, la cuestión del uso de la palabra "Alá" quedó sin resolver. La justicia emitió su veredicto el miércoles 10 de marzo.

Los católicos ganan la batalla

Debido a que la constitución de Malasia garantiza la libertad religiosa, el juez Nor Bee Ariffin dictaminó que la prohibición de que los cristianos utilicen el término "Alá" es "ilegal e inconstitucional". Por tanto, debe anularse la circular del Ministerio del Interior. "La libertad religiosa debe ser protegida incluso en el contexto de una situación que involucre el orden público", precisó el juez.

La mayoría de los cristianos en Malasia celebran sus ritos religiosos en inglés, tamil o en distintos dialectos chinos, y se refieren a Dios en estos idiomas, pero algunos malayos en la isla de Borneo no tienen otra palabra para Dios más que "Alá".

Otras tres palabras: "kaabah", el santuario, "baitullah", la casa de Dios y "solat", la oración, también fueron prohibidas por la directiva del gobierno de 1986.

El asesor jurídico del gobierno, Shamsul Bolhassan, citado por el periódico The Star, dijo que los cristianos pueden usar las cuatro palabras, siempre que una advertencia indique que el material está destinado solo para cristianos y que se coloque una cruz.