La modificación de la agenda de Monseñor Gänswein

Febrero 14, 2020
Origen: fsspx.news

"El Papa Francisco despide a Monseñor Gänswein": con este llamativo título publicado en Die Tagepost, el 5 de febrero de 2020, el sitio de noticias católico alemán, conocido por mantener una relación estrecha con los círculos "Ratzingerianos", presentó el nuevo acto del drama que se ha estado desarrollando en el silencioso recinto del Vaticano desde la publicación el 15 de enero del libro "Desde lo Más Profundo de Nuestros Corazones".

El libro, cofirmado conjuntamente en su primera edición en francés, por el Papa Emérito y el cardenal Robert Sarah, generó gran controversia por haber asumido la defensa del celibato eclesiástico, en contra de las propuestas derivadas del reciente Sínodo para la Amazonía.

Si esto se toma como una relación de causa y efecto, desde mediados de enero, el arzobispo Georg Gänswein ya no ha aparecido junto al pontífice soberano, durante las audiencias semanales y las diversas visitas de protocolo, según lo exige su función como prefecto de la Casa Pontificia.

Al ser cuestionada por varias agencias estadounidenses, incluyendo Catholic News Service y National Catholic Reporter, la Santa Sede anunció el 5 de febrero que esta ausencia se debe a una "redistribución ordinaria de los diversos compromisos y obligaciones del prefecto de la Casa Pontificia, quien también es, como sabemos, secretario privado del Papa Emérito", asegurando que hasta la fecha "no tiene ninguna información" sobre la posibilidad de reemplazar a Monseñor Gänswein.

Un comentario oficial con connotaciones diplomáticas, que no convenció en lo absoluto a la prensa comercial. Varias fuentes del Vaticano, citadas por Die Tagepost y La Croix, informan que las relaciones entre el papa Francisco y el actual prefecto de la Casa Pontificia se han deteriorado. Este último es considerado responsable de la controversia causada por la publicación del libro.

Varias semanas después de su publicación, "Desde lo Más Profundo de Nuestros Corazones" sigue siendo uno de los libros religiosos más vendidos en Francia: una verdadera piedra en el zapato de aquellos en la Iglesia que pretenden pisotear el celibato eclesiástico.