La parroquia de la Sagrada Familia deberá pagar 4.5 millones de euros

Junio 03, 2019
Origen: fsspx.news

La diócesis y el municipio de Barcelona acordaron la cantidad que la iglesia deberá pagar por concepto de permisos de construcción para poder conservar la famosa iglesia de la Sagrada Familia, cuyas obras, iniciadas hace 134 años, y que aún no se han completado, se emprendieron sin necesidad de firmar ningún permiso de construcción.

"Los privilegios de la Iglesia han quedado atrás (...). Tendrán que pagar igual que todos los demás", declaró Janet Sanz, vicealcalde de Barcelona, a cargo de la planificación urbana. Tales observaciones no deberían sorprendernos: desde 2015, el ayuntamiento está en manos de un movimiento afiliado a la extrema izquierda, aliado con el movimiento Podemos, también perteneciente al ala izquierda.

Lo más sorprendente es que la basílica, diseñada por Antoni Gaudí, comenzó a construirse en 1882, sin un permiso oficial de construcción. Una situación que ha continuado hasta hoy.

Tras un acuerdo logrado el 16 de mayo de 2019, los responsables de la parroquia de la Sagrada Familia se comprometieron a pagar 36 millones de euros en 10 años, para compensar el trabajo realizado sin autorización o para liquidar los impuestos.

La suma de 4.5 millones de euros se deberá pagar inmediatamente para obtener el famoso permiso de construcción.

Hasta ahora, las diversas dependencias municipales de Barcelona y la Iglesia habían evitado cuidadosamente poner sobre la mesa un tema considerado como historia vieja. Pero los esfuerzos del ayuntamiento perteneciente a la izquierda radical, combinados con el peso aplastante de las obras que deben terminar en 2026 - para celebrar el centenario de la muerte del arquitecto Gaudí - forzaron a la iglesia a aceptar el compromiso.

Cada año, 4.5 millones de turistas visitan la basílica de las 18 torres, lo cual genera ganancias que ahora el ayuntamiento desea aumentar.