La segunda Asamblea General del camino sinodal (1)

Octubre 20, 2021
Origen: fsspx.news
El Padre Wolfgang Picken

Del jueves 30 de septiembre al sábado 2 de octubre de 2021, se celebró en Fráncfort del Meno la segunda Asamblea General del Camino Sinodal de la Iglesia de Alemania. Estas asambleas generales, o sesiones plenarias, llevan a cabo la fase final del Camino Sinodal decidido y puesto en marcha en la primavera de 2019.

La primera sesión plenaria se celebró a finales de enero de 2020 en la misma ciudad. Esta última ha sido escenario de un debate sustantivo bastante acalorado sobre el reglamento interno. El decano de la ciudad de Bonn, el Padre Wolfgang Picken, había exigido "transparencia" y una revisión del reglamento interno.

Este mismo sacerdote participó en la redacción del texto alternativo propuesto por el sitio web promovido por monseñor Rudolf Voderholzer.

La pandemia se entromete en el calendario

Esta primera reunión no se había podido llevar a cabo hasta el momento: la segunda asamblea sinodal, prevista para septiembre de 2020, no pudo celebrarse debido a la situación sanitaria.

Alternativamente, alrededor de cincuenta miembros sinodales se reunieron el 4 de septiembre de 2020 para una conferencia regional descentralizada en Berlín, Dortmund, Frankfurt, Ludwigshafen y Munich para discutir los temas del Camino Sinodal.

Aunque muchos elogiaron el ambiente constructivo y positivo de las reuniones, las opiniones, a veces muy divergentes, de los participantes volvieron a surgir.

Durante la conferencia en línea a principios de febrero de este año 2021, los foros sinodales proporcionaron una descripción general de su trabajo. Cabe recordar que estos foros, cuyos miembros fueron elegidos en diciembre de 2019, recibieron el trabajo realizado por los primeros foros "preparatorios". Son los encargados de redactar los textos que serán estudiados en la Asamblea General.

En total, se han elaborado 16 textos, que deben ser discutidos y votados por los miembros del sínodo. Estos textos ya han recibido modificaciones a través de una herramienta en línea. Estas enmiendas fueron aceptadas hasta una semana antes de la Asamblea Sinodal. Posteriormente, fueron retomadas por comisiones ad hoc en forma de mociones que acompañarán a los textos que serán discutidos y votados.

Una revisión antes de la segunda Asamblea Sinodal

Como se informó en un artículo reciente, monseñor Rudolf Voderholzer, obispo de Ratisbona, con la ayuda de varios miembros del Camino Sinodal, creó un sitio web dedicado a textos alternativos a aquellos producidos por los foros, a principios de septiembre.

El texto publicado "Autoridad y responsabilidad" por cuatro miembros del foro sobre la reforma del poder en la Iglesia, no fue aceptado por los demás miembros del foro y no será discutido en la Asamblea Sinodal. Sin embargo, recibió un apoyo inesperado. Los editores han solicitado que este texto se agregue a la discusión.

También se creó otro sitio web con un propósito similar en vísperas de la apertura de la segunda Asamblea Sinodal.

Monseñor Voderholzer declaró también, en vísperas de la apertura de la sesión en un sermón: El Camino sinodal instrumentaliza los abusos y "devalúa la Biblia como documento y fundamento de la fe de la Iglesia" al poner "otras fuentes de orientación eclesiástica al nivel las Sagradas Escrituras", es decir, "un estudio de los abusos que es dogmatizado sin crítica".

Esta crítica está perfectamente justificada, y recibió una contundente confirmación durante los debates de esta segunda sesión.

El Camino Sinodal está entrando ahora concretamente en una fase decisiva. Tras la primera lectura de estos textos, durante la segunda sesión, podrán ser aprobados durante la tercera asamblea, de acuerdo con los estatutos, en segunda lectura, por mayoría de dos tercios de los miembros presentes y por mayoría de dos tercios de los miembros de la Conferencia Episcopal.

Corresponderá entonces a los obispos diocesanos ponerlos en práctica en el ámbito de sus competencias y comunicar a la Sede Apostólica los deseos del Camino Sinodal para la Iglesia universal.

Continuará...