A la sombra de las pirámides, los cristianos comienzan a respirar

Enero 20, 2022
Origen: fsspx.news
Catedral Católica Copta de Nuestra Señora de Egipto, en El Cairo

Un rayo de esperanza en Egipto: una nueva ley sobre el estatuto personal de los cristianos en el país debería presentarse al Parlamento a finales de enero de 2022. El futuro texto está destinado a proteger los derechos de una minoría que representa aproximadamente el 11% de la población egipcia.

¿El presidente de Egipto se ha inspirado en el faraón que una vez protegió a José, y permitió el asentamiento de las tribus de Israel en las orillas del Nilo? Lo cierto es que el proyecto de ley destinado a otorgar un estatus legal personalizado para la minoría cristiana será examinado por el Parlamento, tan pronto como regrese a sus labores, fecha prevista para el 23 de enero de 2022.

El examen preliminar del texto -solicitado por el mariscal Abdel Fattah al-Sissi, a su llegada al poder en 2014- llevó, sin embargo, mucho tiempo: el proceso de revisión requirió nada menos que dieciséis sesiones de trabajo que reunieron a expertos, funcionarios gubernamentales y representantes de diferentes denominaciones cristianas.

Fue entonces necesario convocar a las autoridades civiles para perfeccionar el texto y obtener el consenso de todas las comunidades eclesiales sobre la redacción de los artículos del proyecto de ley.

Se supone que esta ley protege los derechos matrimoniales de los cristianos y, más en general, otorga un estatuto particular a esta comunidad que representa el 11 % de la población total de Egipto, y que constituye el mayor grupo de fieles de Oriente Medio, ya que aproximadamente uno de cada dos cristianos orientales es egipcio.

La elaboración del texto tomó más tiempo del esperado, debido a la dificultad de garantizar y armonizar los diferentes enfoques disciplinarios en temas como la separación matrimonial y el divorcio, que se regulan de manera diferente según se trate de coptos católicos o no católicos.

La futura ley debería en todo caso beneficiar a la minoría católica que, en 2015, tenía 272,000 fieles -es decir, un 0.27% de la población- repartidos en 213 parroquias y 15 diócesis.

Entre ellos coexisten diferentes ritos: católicos coptos -el más numeroso con alrededor de 200,000 fieles-, latinos, greco-católicos, siríacos, maronitas, caldeos, armenios católicos.

La Iglesia en Egipto existe desde tiempos apostólicos, ya que la tradición reporta la presencia del evangelista San Marcos. Lo que la convierte en una de las Iglesias más antiguas del mundo. Los coptos se consideran auténticos egipcios, descendientes de los faraones.

Esta Iglesia se dividió después del Concilio de Calcedonia (451) sobre la cuestión de la doble naturaleza de Cristo: la mayoría creía que en el Verbo Encarnado había una sola naturaleza, mezcla de naturaleza humana y divina -lo que constituye la herejía monofisita- y así se formó la confesión copta que se separó de la unidad romana y, a veces, es llamada "ortodoxa".

Este nombre es ambiguo, porque sugiere que esta Iglesia apareció después del cisma de 1054 que dio origen a los ortodoxos. Por eso es preferible el término Iglesia precalcedoniana. Estos coptos solo reconocen los tres primeros concilios ecuménicos, que precedieron al Concilio de Calcedonia.

Para simplificar, algunos coptos se han unido a la Iglesia greco-ortodoxa de Alejandría, que forma parte de la comunión ortodoxa...

Finalmente, cabe señalar que los actuales coptos precalcedonios ya no profesan un monofisismo radical, sino que se han acercado mucho más a la doctrina católica sobre las dos naturalezas de Cristo.