La valiente lucha contra el aborto en Alabama

Mayo 23, 2019
Origen: fsspx.news
La gobernadora del estado de Alabama, Kay Ivey, firmando la nueva Ley del Aborto.

Alabama acaba de aprobar una de las leyes más restrictivas de los Estados Unidos sobre el aborto, que prevé penas de prisión severas para los médicos que realicen abortos, incluso en casos de embarazo por violación. El trasfondo: la derogación de la ley aprobada en 1973 a raíz del caso "Roe v. Wade".

De 10 a 99 años de prisión es la pena en la que podrían incurrir los médicos en Alabama que se arriesguen a practicar un aborto, incluso en el caso de embarazo por violación. 

Solo los casos de riesgo vital para la madre o de anomalía "letal" en el feto, pueden derogar el proyecto de ley aprobado por el Senado de Alabama y sometido a la oficina de la gobernadora, en espera de su promulgación.

La Asociación de Defensa de los Derechos Civiles, apoyada por el Partido Demócrata, se ha declarado lista para ir a la Corte Suprema para evitar que se aplique la nueva ley: al igual que los defensores que, a la inversa, desean que la Corte Suprema de los Estados Unidos derogue la icónica sentencia de 1973 Roe v. Wade, que consagró el aborto como un "derecho constitucional".

Una de las juezas conservadoras de la Corte Suprema, Clarence Thomas, declaró en febrero de 2019 que la sentencia de 1973 es "una de las decisiones más notoriamente incorrectas" de la Corte, comparándola con la de 1857, que establecía que un esclavo no podía ser considerado como un ciudadano estadounidense.

Además de Alabama, Kentucky y Mississippi también han prohibido la práctica de abortos a partir de que se detectan los latidos del corazón del bebé, alrededor de la sexta semana de embarazo.

Finalmente, se están adoptando medidas similares en los estados de Georgia, Ohio, Missouri y Tennessee.