Las ONG feministas proponen el aborto contra el cambio climático

Noviembre 11, 2021
Origen: fsspx.news

Las ONG feministas de planificación familiar están promoviendo el uso de la "planificación familiar voluntaria" como una "solución eficaz" para frenar el crecimiento de la población y mitigar los efectos del cambio climático.

Invocando el impacto del cambio climático en las mujeres y niñas, Women and Gender Constituency instó a los gobiernos que participan en la 26ª Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26) a invertir en "acciones climáticas justas de género y salud", incluidos los derechos de salud sexual y reproductiva.

Después de haber sido excluidos de la cumbre climática de la ONU de 2015 en París, los defensores del aborto y las ONG de planificación familiar están ansiosos por ejercer su influencia en la COP26 y obtener su parte de los miles de millones de dólares que esperan.

La coalición pro-aborto Women Deliver y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) hicieron un llamamiento para promover los derechos de salud sexual y reproductiva a fin de garantizar la "resiliencia y adaptación climáticas" para las mujeres y niñas, argumentando que las enfermedades relacionadas con el clima, el estrés térmico y la inseguridad alimentaria no solo afectan la salud materna, sino que también aumentan la vulnerabilidad a la violencia de género.

Las activistas feministas argumentan que "la anticoncepción no debe verse como una estrategia de mitigación del cambio climático", sino que debe utilizarse como una herramienta para aumentar la "resiliencia" de las mujeres. Pero ¿qué significa esto?

Antes de la conferencia, Women Deliver afirmó que existe un vínculo "claro y cuantificable" entre el crecimiento de la población y el cambio climático. El grupo señala que "la planificación familiar voluntaria destinada a frenar el crecimiento de la población", que se "implementa de una manera culturalmente apropiada, es una solución rentable para reducir los gases de efecto invernadero".

El FPNU entra en acción

El FPNU afirma que la sequía y el cambio climático trastornan los medios de subsistencia, especialmente en las comunidades agrícolas, aumentando la incertidumbre económica de las personas y familias que ya se encuentran en situación de pobreza.

Sin embargo, en lugar de proporcionar fondos para mejorar el acceso a los alimentos y el agua, así como la infraestructura de salud, el FPNU propone aumentar los fondos para la planificación familiar a fin de combatir los efectos del cambio climático.

La estrategia propuesta por el FPNU y las ONG de planificación familiar también se basa en la idea de que las mujeres de los países en desarrollo tienen una "necesidad insatisfecha" de planificación familiar: anticoncepción y aborto. Sin embargo, solo el 5% de las "necesidades no satisfechas" pueden atribuirse a problemas de costo o acceso.

A pesar de estas afirmaciones, es poco probable que el simple hecho de brindar acceso a la planificación familiar de estilo ONU a las mujeres, que previamente han rechazado la anticoncepción, limite intencionalmente el número de hijos que tienen para aumentar su resiliencia al cambio climático.

Cabe señalar que estas afirmaciones del FPNU difieren de las publicaciones anteriores de la ONU, que indican que las políticas demográficas tienen poco impacto en las emisiones de carbono, en comparación con otras estrategias, como cambios en la producción y consumo, y una política ambiental sólida.

En efecto, John Wilmoth, director de la División de Población de las Naciones Unidas, ha criticado a los defensores del cambio climático que se basan en datos científicos erróneos para establecer un vínculo entre la población y el calentamiento global antropogénico.