Las persecuciones contra los cristianos siguen ocupando el primer lugar

Enero 21, 2021
Origen: fsspx.news
Colocación de ofrenda floral después del ataque a Nuestra Señora de Niza, en 2020

Trescientos cuarenta millones. Este es el número de cristianos perseguidos en diversos grados en todo el mundo por su fe, a lo largo del año 2020. Una cifra que la mayoría de los medios occidentales prefieren ignorar.

Cada año, la ONG Portes ouvertes publica un índice detallado de las persecuciones sufridas por los cristianos: las cifras reveladas el 12 de enero de 2021 muestran que los discípulos de Cristo son las primeras víctimas de la violencia religiosa en el mundo, y esto en medio de una indiferencia casi total -¿o cómplice?- de Occidente.

En los cincuenta países en los que Portes ouvertes basó su estudio, el número de cristianos asesinados por su fe aumentó en un 60% entre 2019 y 2020, de 2,983 a 4,761: en promedio, trece cristianos son asesinados diariamente.

También se incluye a 4,277 cristianos encarcelados sin juicio, un promedio de más de once por día.

1,710 cristianos fueron secuestrados durante el año 2020, es decir, más de cuatro por día.

Durante la presentación del informe, Cristian Nani, director de Portes ouvertes, identificó lo que él llama "nueve matrices" de la persecución anticristiana: entre las más importantes, como era de esperar, el islam ocupa el primer lugar, seguido de cerca por el nacionalismo religioso, especialmente el hindú. Luego está la ideología comunista, que algunos en Occidente han sepultado demasiado deprisa.

Si consideramos la persecución país por país, por vigésimo año consecutivo, Corea del Norte ha vuelto a ocupar el primer lugar en actos de violencia anticristiana, ya que, en este país, "ser descubierto como cristiano equivale a una sentencia de muerte", subraya el estudio de la ONG.

Después de Corea del Norte, otros países se pelean el premio a la opresión: Afganistán, Somalia, Libia, Pakistán, Eritrea, Yemen, Irán, Nigeria, India, Irak y Siria.

Según Portes ouvertes, la violencia en Nigeria ha alcanzado "el nivel de genocidio", ya que los cristianos son amenazados en sus vidas por activistas fulani, el grupo militante Boko Haram y la rama de África Occidental de la organización Estado Islámico (ISWAP).

Finalmente, cabe señalar que la pandemia causada por el Sars-CoV-2 ha presentado una oportunidad para que ciertos países, como China, aumenten su control, incluso su dominación, sobre la práctica religiosa de los cristianos.

El único hecho positivo: una importante disminución en la destrucción de iglesias y edificios religiosos: oratorios, seminarios, escuelas, hospitales. Fueron 9,488 en 2019, contra "solo" 4,488 en 2020...