Las relaciones entre el Vaticano y España durante la Guerra Civil

Noviembre 25, 2020
Origen: fsspx.news

La Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) publicó recientemente el séptimo y último volumen de una importante colección sobre las relaciones entre el Vaticano y España durante la Guerra Civil. Una contribución trascendental.

La colección, creada en 2011, se titula "La Segunda República y la Guerra Civil en los Archivos Secretos del Vaticano". Está bajo la dirección del Padre Vicente Carcel Orti, sacerdote e historiador español que ejerce sus funciones como vicario episcopal de los clérigos valencianos residentes en Roma.

La obra publicada por la BAC reúne "más de tres mil documentos inéditos hasta la fecha, procedentes de los archivos de la Secretaría de Estado, las nunciaturas de Madrid y París, y la Embajada de España ante la Santa Sede, sobre las relaciones diplomáticas entre el Vaticano, los gobiernos republicano y nacionalista", explica el Padre Carcel.

Además, contiene "numerosas cartas, informes y varias notas procedentes de ministerios, cancillerías, pero también de obispos, sacerdotes, religiosos, líderes de la sociedad civil o militar, recopiladas en el transcurso de varios años", por decir lo mínimo. 

El séptimo volumen incluye también numerosos anexos sobre los fugitivos, presos políticos y condenados a muerte, que demuestran que la Santa Sede nunca excluyo a nadie en el trato a civiles o soldados afectados por el conflicto.

De este modo, se pone de manifiesto "la labor protectora de los Papas Pío XI y Pío XII, que acogieron en Roma, a través del Pontificio Colegio Español, a numerosos fugitivos de la guerra y la persecución religiosa republicana, ofreciéndoles asistencia material y espiritual", subraya el autor.

Una de las novedades de este volumen consiste en la publicación de los primeros documentos del pontificado de Pío XII, elegido Papa el 2 de marzo de 1939: esto permitió al Padre Carcel realizar un estudio a gran escala sobre las relaciones entre Pío XII y España.

Contrariamente a la leyenda negra que reduce al Papa Pacelli al papel del lacayo servil de Hitler, el historiador valenciano pretende "arrojar nueva luz sobre las complejas y controvertidas relaciones de la Iglesia con el Estado durante sus veinte años de pontificado, de 1939 a 1958".

Un período complejo, "lleno de acontecimientos graves, como la Segunda Guerra Mundial" y sus atrocidades, "la reconstrucción de Europa sobre los nuevos cimientos de una convivencia pacífica, en parte socavada por la Guerra Fría, que dividió el viejo continente en dos bloques que se enfrentaron durante décadas".

En este contexto, subrayó el Padre Carcel, "debemos poner en sus circunstancias propias la delicada situación de una España desangrada por la guerra civil", para poder realmente comprender el carácter tan particular de las relaciones entre la Santa Sede y el gobierno español de aquellos años.

Lo único lamentable son unas pocas opiniones carentes de sentido católico por parte del autor, que de ninguna manera disminuyen el valor de los documentos presentados.

Esta contribución tal vez permita a los católicos y al clero español liberarse de su culpa y enorgullecerse de la acción de la Iglesia, en un país que ahora se encuentra en manos de la mortal ideología de los vencidos de ayer.