Los miembros del camino sinodal alemán critican duramente al Vaticano

Septiembre 30, 2021
Origen: fsspx.news

Mientras la segunda reunión plenaria del camino sinodal está programada para comenzar el próximo jueves 30 de septiembre, 57 miembros criticaron las decisiones papales sobre la renuncia de monseñor Stefan Heße, obispo de Hamburgo, del cardenal Rainer Maria Woelki, arzobispo de Colonia, y de sus dos auxiliares los obispos Dominik Schwaderlapp y Ansgar Puff.

El Vaticano rechazó la dimisión propuesta por estos cuatro obispos, al igual que el Papa Francisco rechazó la del cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Munich y Freising. Todas estas renuncias están vinculadas a la crisis de abusos.

En efecto, el Papa no considera que estos obispos sean culpables de malversación de fondos, sino solo de torpezas y desaciertos, en particular en el campo de la comunicación. Al cardenal Woelki se le concedió un año sabático hasta la Cuaresma, y a monseñor Schwaderlapp un año completo en Kenia.

57 participantes del camino sinodal critican al Vaticano

En un comunicado difundido el martes por el Comité Central de Católicos Alemanes (ZdK), sus miembros afirman sentirse conmocionados por las razones que llevaron al Papa Francisco a no aceptar la renuncia hecha por los tres obispos y el cardenal.

El hecho de que el cardenal Rainer Maria Woelki de Colonia se tome un "permiso sabático" de varios meses sin dejar de ocupar su cargo también suscitó incomprensión y enojo entre los firmantes.

"En general, no es solo la intención de encubrimiento, sino también los graves errores de procedimiento los que pueden socavar esta confianza imprescindible para el ejercicio del ministerio episcopal”, afirma el texto.

Una "falta de cuidado y sensibilidad hacia los afectados por los abusos" es incompatible con el ministerio del obispo.

El Papa debe examinar las motivaciones del camino sinodal sin prejuicios

"Nos enfrentamos, gracias a las políticas y estructuras democráticas, a la posibilidad de permitir un camino de renovación asumiendo las responsabilidades personales", declararon los integrantes del camino sinodal.

Su objetivo es mostrar su determinación de continuar el diálogo sobre el futuro de la Iglesia católica en Alemania. "Esperamos que nuestros obispos nos acompañen y contribuyan a configurar este camino sinodal como un signo e instrumento para un verdadero redescubrimiento de la Buena Nueva de Dios en nuestro tiempo.

"Y esperamos que el obispo de Roma, en comunión con todos los obispos, examine sin prejuicios las motivaciones de nuestro camino sinodal. De lo contrario, cualquier discusión sobre la constitución sinodal de nuestra Iglesia se convertiría en una simple farsa".

Entre los firmantes se encuentran la vicepresidenta del ZdK, Karin Kortmann, la presidenta de la Federación de Mujeres Católicas Alemanas (KDFB), Maria Flachsbarth, la profesora de dogmática de Erfurt, Julia Knop, el teólogo pastoral de Bochum, Matthias Sellmann, y Gregor Podschun, presidente federal de la Federación de Jóvenes Católicos Alemanes (BDKJ).

Desde el jueves 30 de septiembre hasta el sábado 2 de octubre, se llevará a cabo en Frankfurt la Asamblea Plenaria del camino sinodal. Después de una pausa de un año y medio debido a la pandemia, los 230 participantes trabajarán por primera vez en los esquemas preparatorios. Se espera que la iniciativa finalice en 2022.

La Declaración de los 57 miembros augura perfectamente el papel que los laicos o los simples sacerdotes quieren desempeñar en el gobierno de la Iglesia. Una advertencia para el Vaticano y la Iglesia.