Los rabinos preocupados por las palabras del Papa sobre la ley judía

Septiembre 01, 2021
Origen: fsspx.news
Sede del Gran Rabinato en Jerusalén

Las más altas autoridades religiosas judías de Israel se quejaron ante el Vaticano por los comentarios del Papa Francisco sobre la ley judía y solicitaron una aclaración.

Según una carta consultada por la agencia Reuters, el rabino Rasson Arousi, presidente de la Comisión del Gran Rabinato de Israel para el Diálogo con la Santa Sede, dijo que "los comentarios parecían sugerir que la ley judía era obsoleta".

La catequesis impugnada del Papa Francisco

Esta carta se produjo después de la catequesis del Papa dada durante la audiencia general del 11 de agosto de 2021. En ella, Francisco habló sobre un pasaje de la Epístola de San Pablo a los Gálatas: "Entonces, ¿para qué la Ley?", (Ga. 3, 19). Según los comentarios habituales, el Papa utilizó este otro pasaje de la misma epístola: "Porque si os dejáis guiar por el Espíritu no estáis bajo la Ley" (Ga. 5, 18).

En este caso, la Ley designa la Ley mosaica. Sin embargo, señaló Francisco, la Ley garantizaba a los hebreos los beneficios de la Alianza que Dios había establecido con su pueblo. Ahora bien, no es posible identificar la Ley con la Alianza que, según San Pablo, se basa en la fe en el cumplimiento de la promesa que Dios hizo a Israel, como dice en Ga. 3, 17-18:

"Esto, pues, digo: 'El pacto previamente ratificado por Dios en Cristo no puede ser anulado por la Ley, la cual vino cuatrocientos treinta años después; eso habría invalidado la promesa, porque si la herencia es por la Ley, ya no es por la promesa; sin embargo, Dios se la concedió a Abraham mediante la promesa'". 

Por tanto, el Papa sacó la conclusión lógica: "La Ley no es la base de la Alianza porque vino después; era necesaria y justa, pero primero estaba la promesa, la Alianza". Lo que significa que la Ley no es parte constitutiva de la Alianza.

Pero entonces, ¿para qué la ley? Tiene un rol preciso en la historia de la salvación, dijo el Papa y agregó lo que hizo saltar a los rabinos de Israel:

"Pero la Ley no da la vida, no ofrece el cumplimiento de la promesa, porque no está en la condición de poder realizarla. La Ley es un camino que te lleva adelante hacia el encuentro. Pablo usa una palabra muy importante, la Ley es el "pedagogo" hacia Cristo [Ga. 3, 24], el pedagogo hacia la fe en Cristo, es decir, el maestro que te lleva de la mano al encuentro. Quien busca la vida necesita mirar a la promesa y a su realización en Cristo".

Y Francisco añadió inmediatamente: "Queridos, esta primera exposición del apóstol a los Gálatas presenta la novedad radical de la vida cristiana: todos los que tienen fe en Jesucristo están llamados a vivir en el Espíritu Santo, que libera de la Ley y, al mismo tiempo, la lleva a cumplimiento según el mandamiento del amor".

La explicación que se da es la que encontramos en los Padres o en los exégetas: la Nueva Ley ha sustituido a la Antigua, la ley de la caridad inscrita en nuestros corazones por el Espíritu Santo ha sustituido a la ley del temor inscrita en las tablas de piedra.

La reacción del Gran Rabinato

El rabino Arousi envió su carta en nombre del Gran Rabinato, la autoridad rabínica suprema del judaísmo en Israel, al cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, a cargo de las relaciones con el judaísmo.

"En su homilía, el Papa presenta la fe cristiana no solo como un reemplazo de la Torá, sino que afirma que esta última ya no da la vida, lo que implica que la práctica religiosa judía en la actualidad se ha vuelto obsoleta", explica Arousi en la misiva.

"De hecho, eso forma parte integral de la 'enseñanza del desprecio' hacia los judíos y el judaísmo que pensamos que había sido completamente repudiada por la Iglesia", agrega.

En su carta, Arousi también le pide al cardenal Koch que "transmita nuestra aflicción al Papa Francisco" y solicita una aclaración del Papa para "garantizar que cualquier conclusión despectiva extraída de esta homilía sea claramente repudiada".

Algunas voces católicas se han levantado en apoyo de la demanda de los rabinos israelíes. "Decir que este principio fundamental del judaísmo no da vida, es denigrar la visión religiosa fundamental de los judíos y del judaísmo. Eso podría haber sido escrito antes del Concilio", declaró el Padre John Pawlikowski, exdirector de un programa de estudios católico-judío en Chicago.

"Creo que es un problema para los oídos judíos, especialmente porque las palabras del Papa fueron dirigidas a una audiencia católica", señaló el profesor Philip Cunningham, director del Instituto para las Relaciones Judeo-Católicas de la Universidad de San José en Filadelfia. "Esto podría entenderse como una devaluación de la observancia judía de la Torá en la actualidad", agregó.

El rabino Arousi dijo que tal vez una parte de la catequesis papal fue escrita por asistentes y que la frase no fue debidamente verificada.

La secretaría del cardenal Koch confirmó el miércoles que había recibido la carta y que estaba "reflexionando en el tema seriamente y considerando una respuesta".

Será interesante conocer esta respuesta, porque, a menos que se niegue la enseñanza de San Pablo y de toda la Tradición sobre la Ley Antigua, es imposible satisfacer la petición del Rabino Arousi.