Malasia: campaña islamista contra los cristianos

Mayo 18, 2021
Origen: fsspx.news
Mezquita de Kota Kinabalu Sabah

En Malasia, una campaña de intimidación tiene como objetivo poner a los musulmanes en contra de la minoría cristiana del país, mediante la amplia distribución de un libro que llama a los cristianos "enemigos del islam con malas intenciones y difundidores de mentiras".

Esta es una información que no se puede encontrar en las grandes plataformas occidentales de defensa de los derechos humanos: en Malasia, un libro intenta desacreditar a la minoría cristiana entre la mayoría musulmana del país.

Publicado por primera vez en 2014, el libro titulado Pendedahan Agenda Kristian (Exposición del plan oculto de los cristianos) ahora está disponible en línea en formato digital, como explicó el portal de noticias católico Ucanews, el 4 de mayo de 2021.

No hay nada original en el contenido del libro: advierte contra una supuesta conspiración cristiana que busca socavar los cimientos mismos de la civilización islámica.

Los cristianos son retratados como seres corruptos que en realidad son "enemigos del islam, que llevan consigo mentiras y siempre tienen intenciones maliciosas".

Finalmente, el libro denuncia el supuesto "plan oculto" de los cristianos que formarían un "movimiento organizado y astuto que muchas veces pasa desapercibido".

El panfleto anticristiano, que proviene de una organización islamista líder en el archipiélago malayo, el Selangor Islamic Religious Council, ya ha sido compartido muchas veces, haciendo que los cristianos teman ser el blanco de posibles represalias, aunque solo representan alrededor del 9% de los 32 millones de habitantes del país.

Porque si hay una realidad, es la de la islamización de la sociedad malaya que se está produciendo a pasos agigantados, como lo demuestra Eugene Yapp, miembro del St. Charles Institute, una ONG que trabaja en defensa de los cristianos perseguidos.

"Debido al surgimiento de una ideología religiosa que enfatiza la dominación del islam sobre otras religiones, actualmente sectores enteros de la comunidad musulmana malaya argumentan que Malasia debería ser un estado islámico", explicó Eugene Yapp.

No hace falta decir que en este plan tan explícito los cristianos difícilmente encontrarían su lugar.

Discriminación religiosa

En relación con este asunto, cabe recordar que Malasia practica una política discriminatoria en materia religiosa.

En el lado musulmán, una enmienda constitucional que data de 1988 dictaminó que los tribunales civiles no tienen jurisdicción sobre los asuntos de la sharia. Sin embargo, la "apostasía" de un musulmán se rige por la ley sharia. Como resultado, en la práctica es imposible que un musulmán cambie su religión, incluso si el artículo 11 de la constitución le da la libertad de hacerlo.

La línea política también es inequívoca sobre este tema. En mayo de 2014, el primer ministro de Malasia, Najib Razak, dijo: "Nunca toleraremos ninguna demanda del derecho a la apostasía por parte de los musulmanes, y negamos que los musulmanes puedan tener derecho a ser juzgados por tribunales distintos de los de la ley islámica". 

A la inversa, el estado malasio prohíbe y sanciona todo proselitismo no musulmán y fomenta las conversiones al islam, especialmente a través de donaciones monetarias. Los nuevos conversos también tienen derecho a obligar a sus hijos a seguir su religión, incluso sin la aprobación del cónyuge.