Mezquita de Santa Sofía: una transformación que podría ser emulada

Agosto 13, 2020
Origen: fsspx.news
Mosaico de San Salvador de Cora

En su intento por hacerse pasar como el restaurador de la pasada grandeza del Imperio Otomano, el jefe de estado turco, no contento con haber convertido Santa Sofía en una mezquita, podría hacer lo mismo con una antigua iglesia de Estambul convertida en museo: la iglesia de San Salvador de Cora.

Según la información transmitida por varios medios ortodoxos, y de la que se hizo eco el diario francés La Croix el 6 de agosto de 2020, el Consejo de Estado turco decidió, en noviembre de 2019, asignar el museo Kariye, a la Dirección General de Edificios Religiosos de Utilidad Pública.

"Cabe esperar que el museo Kariye, una antigua iglesia bizantina transformada en mezquita, experimente un destino análogo al de Santa Sofía", escribió Fabrice Monnier, especialista en el Imperio Otomano, el 24 de julio en las columnas de Figaro.

Así es como Recep Tayyip Erdogan genera unidad en el país, aprovechándose de la época idealizada de los grandes sultanes, ya que no ha podido imponerse en el escenario internacional, en Siria o en Libia.

El Museo Kariye se encuentra dentro de los muros de la antigua iglesia de San Salvador de Cora: el nombre de la iglesia tiene su origen en el griego antiguo Khora, que significa campo, porque la iglesia y el monasterio contiguo -construidos bajo Justiniano en el siglo V- fueron edificados fuera de los muros de Constantino.

No fue hasta 1511, casi 60 años después de la caída de Constantinopla, que Atik Ali Pasha, gran visir de Bajazet II, transformó la iglesia de San Salvador en una mezquita. En 1945, la mezquita se convirtió en museo.

La iglesia es famosa por sus frescos y mosaicos, realizados en el siglo XIV bajo los auspicios de Theodoros Metokhites, Ministro del Tesoro durante el reinado de Andrónico II. El nártex exterior está decorado con mosaicos que representan la vida de Cristo, mientras que el nártex interior evoca la vida de la Virgen María. Se consideran las obras más bellas del final del período bizantino.

¿Tendrá la iglesia de San Salvador de Cora el mismo destino que Santa Sofía? Lo cierto es que la política del jefe de estado turco devuelve a los cristianos a la cruda realidad de un islam conquistador, lejos de las dulces utopías de la declaración de Abu Dabi sobre un pluralismo religioso deseado por la sabiduría divina. ¿No ha llegado por fin el momento de destruir los espejismos del ecumenismo y el diálogo interreligioso?