Misión Rosa Mystica: Butuán, Cantugas, Canlanipa (11 al 18 de septiembre)

Septiembre 13, 2022
Origen: fsspx.news

Después de dos años de parada forzosa, los voluntarios de la Misión Rosa Mystica por fin podrán regresar a Filipinas. Del 11 al 18 de septiembre, médicos, cirujanos, enfermeros, camilleros, optometristas, farmacéuticos, de todo el mundo, visitarán a los más pobres entre los pobres, en tres lugares ubicados al norte de la isla de Mindanao, la isla principal más al sur del archipiélago de Filipinas.

Los dos primeros días los pasarán en Butuán, en el distrito de Santa Lucía, donde debería haberse realizado la misión de 2020, que se transformó, en el último momento, en una misión itinerante en las montañas circundantes a causa del Covid.

La Fraternidad San Pío X cuenta con una misión allí desde 1998, en un barrio extremadamente pobre donde se reubica a las familias sin hogar que lo han perdido todo durante tifones, inundaciones u otros desastres naturales. Pero este distrito también está sujeto a inundaciones porque el río cercano se desborda constantemente de su lecho.

Hace unos años, un fiel sin grandes medios, animado por el profundo deseo de convertir a la población del pueblo, ofreció una pequeña capilla. Esta capilla, como todo el barrio, experimenta inundaciones "menores" (50 cm de agua en promedio) al menos 20 veces al año, y "mayores" (más de un metro de agua) al menos 3 veces al año.

El apostolado en esta comunidad desposeída donde reinaban las supersticiones, el alcoholismo, el juego, la prostitución... fue muy difícil. Pero la gracia de Dios obra maravillas, y el trabajo paciente y perseverante de los sacerdotes desde hace más de veinte años empezó a dar sus frutos en la segunda generación, que se encontraba más dispuesta a la oración y a los sacramentos.

El 16 de julio de 2022, monseñor Alfonso de Galarreta confirmó una treintena de fieles. Algunos de ellos están involucrados en el apostolado (visitas a los enfermos, catequesis en la tribu de los mamanwas que también visitará nuestra misión) y en la vida social del pueblo (organización de la próxima misión médica, distribución de alimentos de primera necesidad dados por el gobierno, asunción de responsabilidades en la gestión del barangay [barrio]).

Muchos residentes de Santa Lucía perdieron sus trabajos durante el confinamiento. Yolly Gamutan, nuestra enfermera-misionera del equipo local de ACIM-Asia, se dedicó a ayudar a los enfermos durante estos dos años de confinamiento tan estricto en Filipinas. Pudo ayudarlos gracias a las donaciones de todos los benefactores filipinos y extranjeros. Los habitantes del barrio esperan la Misión Rosa Mystica como una bendición.

Los próximos dos días los participantes de la misión nos adentraremos un poco más al norte de la isla, entre los mamanwas de Cantugas, una tribu aborigen con la que el Padre Timothy Pfeiffer -"Padre Tim" como le llaman localmente- estableció una misión apostólica desde 2020, y donde Yolly Gamutan ha trabajado desde hace dos años como enfermera y catequista.

La Providencia favoreció visiblemente este encuentro entre el Padre Tim y esta tribu empobrecida cuyas costumbres y tradiciones nos remiten al neolítico, y que, en nombre de la "preservación cultural" ordenada por el gobierno, se fosilizan en la ignorancia y la oscuridad espiritual.

Desafortunadamente, el jefe de la tribu y su esposa están divididos, nos dice Yolly, "entre aceptar nuestras enseñanzas y obedecer la directiva del gobierno de 'preservar su identidad y cultura tribales' resistiendo el catolicismo, que permitiría el rechazo de las supersticiones y creencias primitivas basadas en una falsa comprensión del mundo que les rodea.

"La guerra espiritual en sus almas es real. Ponemos nuestra esperanza en nuestra Madre Celestial, porque a algunos miembros de la tribu les gusta rezar el rosario. Gracias a Dios, el jefe de la tribu y su esposa cumplen la promesa hecha al Padre Tim de unirse al rosario dominical...".

Está en marcha un proyecto de construcción de la capilla, retrasado por la dificultad que plantea el establecimiento de títulos de propiedad en estas tribus que aún eran nómadas no hace mucho tiempo. La búsqueda de las fechas y lugares de nacimiento de los propietarios de los terrenos es todo un problema...

En materia de salud e higiene, Yolly trata de enseñarles algunas reglas básicas para preservarlos de enfermedades recurrentes por insalubridad, contaminación del agua... Confía en la visita de los médicos y las enfermeras de Rosa Mystica para animarlos a adoptar un estilo de vida más saludable.

Tercer destino de nuestra misión: Canlanipa, un barrio miserable de la ciudad de Surigao, donde una comunidad de colonos se reunió en un ejido de manera más o menos legal. Los residentes de este barrio son trabajadores de bajos ingresos del puerto marítimo de la ciudad.

Muchos de ellos perdieron sus hogares y las pocas posesiones que tenían durante el tifón Odette en diciembre de 2021. Gracias a las donaciones recolectadas y distribuidas por ACIM-Asia, pudieron recibir ayuda para reconstruir sus hogares dañados.

El Padre Tim estableció allí una nueva misión donde muchos niños, apadrinados y apoyados espiritualmente por los alumnos de las dominicas de Fanjeaux durante la Cuaresma de 2022, pudieron hacer su primera comunión el pasado mes de mayo.

La región de Caraga, donde se encuentran Butuán y Surigao, es una región particularmente desfavorecida y los servicios de salud son muy limitados allí. La atención médica, que es muy costosa, no es accesible para la población de los barrios pobres.

Nuestro pequeño equipo de médicos y enfermeras quisiera, en la medida de lo posible, llevarles un pequeño alivio, una gota de agua en este océano de miseria... Por eso la Misión Rosa Mystica necesita de su ayuda y generosidad. ¡Solo vive de las donaciones de sus amigos y benefactores!

Los voluntarios financian sus propios billetes de avión. Las donaciones, por tanto, solo se destinan a la organización material de la propia Misión, a la compra de medicamentos y del material médico necesario, en ocasiones a la financiación de hospitalizaciones e intervenciones quirúrgicas más importantes que las que podemos ofrecer en la misión.

Puede enviar sus donaciones a: Bernadette Dickès, 2 route d'Equihen, 62360 Saint-Etienne-au-Mont.
Los cheques deben hacerse a nombre de ACIM-Asia.
O por PayPal en el sitio: https://fr.rosamystica-mission.com/ – Correo electrónico: [email protected] – Recibo de impuestos a pedido.