Monseñor Roche anuncia un documento sobre la formación litúrgica de los seminaristas

Marzo 02, 2022
Origen: fsspx.news
Via della Conciliazione, sede de la Congregación para el Culto Divino

El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, monseñor Arthur Roche, está preocupado por la prontitud con la que los nuevos sacerdotes, recién salidos del seminario, desean celebrar según el misal romano de 1962.

En una entrevista con la revista británica The Tablet, el 24 de febrero de 2022, el Prefecto de la Congregación, el arzobispo Arthur Roche, habló sobre la preocupación del Papa Francisco por la formación litúrgica de los candidatos al sacerdocio.

Según sus declaraciones, no es raro que los sacerdotes recién ordenados comiencen "casi inmediatamente" a celebrar la liturgia preconciliar. En los seminarios, la Congregación se esfuerza por enseñar "la riqueza de la reforma litúrgica", como pide el Concilio Vaticano II. Monseñor Roche no dio más detalles sobre el documento previsto.

Hace dos años, la Congregación habría iniciado una serie de discusiones entre sus miembros sobre este tema. "Todos opinaban que la formación en los seminarios en general y en la vida de la Iglesia era completamente insuficiente", declaró el prefecto de la liturgia.

Es en este contexto que se dio la instrucción de que los obispos diocesanos consulten a la Santa Sede antes de autorizar a los sacerdotes recién ordenados a celebrar según el misal vigente antes de la reforma litúrgica. Este requisito fue introducido el verano pasado por Traditionis Custodes, que limitó notablemente la celebración de la liturgia tradicional.

La Constitución sobre la liturgia, carta magna de la Congregación para el Culto Divino

Monseñor Roche hizo hincapié en que considera que es tarea de su congregación continuar implementando la constitución sobre la liturgia del Concilio Vaticano II Sacrosanctum Concilium. Esta constitución es la carta magna de la Congregación para el Culto Divino.

El objetivo del Papa es velar por la unidad en la Iglesia. Esto implica poner fin a la impresión de la existencia de dos iglesias con dos liturgias diferentes. "Por supuesto, el Papa Francisco, como sus predecesores, se preocupa por aquellos para quienes esto es difícil". Por eso todavía existe la posibilidad de utilizar el misal de 1962. "Pero esa no es la norma. Es simplemente una concesión pastoral".

Según The Tablet, la entrevista se realizó antes del anuncio del decreto por el que el Papa autorizó a la Fraternidad San Pedro a celebrar la liturgia tradicional sin las restricciones impuestas por Traditionis Custodes.

Monseñor Roche, por su parte, subrayó que la mayoría de los obispos apoyan la restricción de la misa antigua. El endurecimiento de las disposiciones del motu proprio, que la Congregación publicó en diciembre en forma de Responsa ad dubia -respuestas a preguntas- se produjo tras las preguntas concretas de los obispos, explicó.

Esta interesante entrevista demuestra una vez más -si fuera necesario- hasta qué punto el nuevo prefecto de la Congregación para el Culto Divino es un enemigo acérrimo de la liturgia tradicional. Pero también revela que el movimiento que atrae a los sacerdotes recién ordenados hacia esta liturgia debe ser lo suficientemente fuerte como para que la Santa Sede se vea obligada a adoptar medidas tan draconianas.