Monseñor Schneider disipa falso rumor

Noviembre 16, 2018
Origen: fsspx.news

Según informó el vaticanista Marco Tosatti, el obispo auxiliar de Astana en Kazajstán habría sido sancionado por el Vaticano, exigiéndole éste último que limitara sus viajes al extranjero debido a sus opiniones críticas respecto al pontificado actual. El acusado aclaró este punto para disipar cualquier malentendido.

Esta medida fue tomada en la primavera de 2018, y apenas el 6 de noviembre Marco Tosatti la hizo pública.

El nuncio apostólico en Kazajstán, Monseñor Francis Assisi Chullikatt, comunicó en abril de 2018 la decisión tomada a Monseñor Schneider, pero únicamente de forma verbal, leyéndole una carta del Cardenal Pietro Parolin, secretario de estado de la Santa Sede.

De ahí a relacionar el incidente con las reservas, a menudo expresadas públicamente por Monseñor Schneider, en cuanto al pontificado actual, sólo hay una pequeña línea que Marco Tosatti decidió cruzar, estableciendo incluso un vínculo con la situación del Cardenal Burke.

De hecho, según el vaticanista, que se ha encargado de difundir el rumor, un "nuncio" habría dado el siguiente consejo a los obispos estadounidenses: "no inviten a personas como el Cardenal Burke, y si no pueden evitar su presencia, no asistan a las reuniones donde él esté."

Para disipar cualquier malentendido, Monseñor Schneider realizó la siguiente aclaración, el 8 de noviembre de 2018, a la agencia de noticias LifeSite: "me apena mucho ver que se difunda una noticia de este tipo: por solicitud de la Santa Sede, se me pidió que redujera la frecuencia de mis visitas fuera de mi diócesis, para que no excedan treinta días [que es el límite de tiempo para cualquier obispo según el Canon 410 del actual Código de Derecho Canónico]: de ningún modo se trata de una prohibición para viajar al extranjero", explicó el prelado.

Una vez más se plantea la urgente necesidad de una retrospectiva en el análisis y seriedad del tratamiento de la información, con la preocupación ética elemental de acudir a las fuentes, haciendo mención de ellas: la única alternativa para evitar que Internet se transforme en un carnaval de informaciones falsas y de habladurías. Al buen entendedor...