Nigeria: secuestran a cuatro religiosas

Agosto 25, 2022
Origen: fsspx.news
Okigwe, Nigeria

Un grupo de hombres armados secuestraron, el domingo 21 de agosto de 2022, a cuatro religiosas católicas en el estado de Imo, al sureste de Nigeria. Fueron secuestradas cerca de la ciudad de Okigwe cuando regresaban de una misa de acción de gracias.

"Estamos rastreando a los secuestradores para poder liberar a las víctimas", explicó el portavoz de la policía de Imo. Hasta el momento, ningún grupo ha reivindicado la autoría del secuestro.

Estas cuatro religiosas pertenecen a la congregación de las Hermanas de Jesús Salvador (Sisters of Jesus the Savior, fundada en 1985 en la diócesis de Port Harcourt). Según la agencia Fides, Johannes Nwodo, Christabel Echemazu, Liberata Mbamalu y Benita Agu fueron secuestradas en la carretera Okigwe-Umulolo, en el estado de Imo, al sureste de Nigeria.

Las regiones de Okigwe y Leru, ubicadas entre los estados de Imo y Abia, se han visto afectadas por el creciente número de secuestros. El último incidente ocurrió alrededor de nueve días después de que hombres armados secuestraran a un sacerdote católico y un seminarista en la carretera Obigwe-Umunneochi entre los dos Estados. Los dos hombres fueron liberados poco después.

Los rescates

Los secuestros son frecuentes en el país más poblado de África, que es actualmente golpeado por una grave crisis económica y lidia con una actividad delictiva casi generalizada. Si bien, a veces, algunos de los rehenes son asesinados, la mayoría son liberados después del pago de un rescate.

En los últimos meses, el clero ha sido blanco de ataques cada vez más frecuentes, no por motivos religiosos o ideológicos, sino porque se tiene la creencia de que la Iglesia tiene la capacidad de movilizar a los fieles para pagar los rescates.

El separatismo

El sudeste de Nigeria también está experimentando un aumento de la violencia atribuido al Movimiento de Independencia de los Pueblos Indígenas de Biafra (Ipob). El Ipob, cuyo objetivo es el renacimiento de un Estado separado para el grupo étnico Igbo, ha negado repetidamente su responsabilidad en los ataques violentos de la región.

La proclamación de la independencia por parte de la República de Biafra condujo a una guerra civil de 30 meses entre 1967 y 1970. El conflicto dejó más de un millón de muertos, en su mayoría pertenecientes a la etnia Igbo, debido al hambre y las enfermedades.