ONU: la Santa Sede denuncia una amenaza contra la familia

Junio 21, 2018
Origen: fsspx.news

Mgr Ivan Jurkovič, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Ginebra, dio un discurso el 14 de junio de 2018 durante un seminario de un día de duración sobre "el papel de la familia en la protección y promoción de los derechos humanos de las personas mayores."

El prelado, a cargo de defender la postura de la Iglesia ante la ONU, enfatizó el rechazo cada vez más generalizado del modelo de familia basado en "el compromiso libre y pleno de un hombre y una mujer, con el fin de generar, nutrir y atesorar la vida". Esta intervención tuvo lugar menos de tres semanas después de una declaración que condenaba las campañas en favor del aborto realizadas por organismos internacionales.

El representante de la Santa Sede en Ginebra recordó que la familia es "la célula fundamental de la sociedad" y que, en primer lugar, para defender los derechos humanos y a las personas, "se debe defender la identidad misma de la familia."

Mgr Jurkovič recordó también que una sociedad basada únicamente en la semántica de las necesidades se transformára inevitablemente en una "sociedad egoísta, la cual definitivamente no es el entorno adecuado para recibir y proteger la vida, sobre todo cuando ésta es débil y necesita ayuda, como sucede con las personas en la vejez."

Reflexiones valientes, cuyo alcance es muy limitado, a imagen de la influencia de la Iglesia sobre las legislaciones actuales. Si las naciones son culpables de la apostasía, las autoridades de la Iglesia no quedan exentas de reproche, dado el laxismo de ciertas declaraciones sobre la integridad de la familia, incluyendo la participación del Soberano Pontífice. Siguiendo el ejemplo de la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, que atenta contra la santidad de los sacramentos del matrimonio y la eucaristía, o de ciertas prácticas prevalecientes en el clero: bendición del concubinato o de uniones antinaturales, comunión a los adúlteros, etc.