Pakistán: descubren un antiguo vestigio del cristianismo

Julio 10, 2020
Origen: fsspx.news

El descubrimiento de una imponente cruz cristiana en las montañas del norte de Pakistán confirma la tradición de una temprana evangelización de la región, donde el cristianismo, que hoy representa menos del 2% de la población, está tratando de sobrevivir frente al islam.

El hallazgo entusiasma al Padre Gulshan Barkat, profesor de historia de la Iglesia en Pakistán: "La importancia de este descubrimiento es innegable. Aún necesitamos nuevas excavaciones, por lo que sugiero que las autoridades inviten a arqueólogos e historiadores de las universidades pontificias", declaró el religioso Oblato de María Inmaculada (OMI) a la agencia Fides, el 22 de junio de 2020.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Baltistán anunció que había encontrado rastros de una antigua presencia cristiana en Skardu. El vicecanciller de la universidad, Muhammad Naeem Khan, declaró en un comunicado que "la enorme cruz de mármol pesa alrededor de 4 toneladas y tiene seis metros de altura". Fue encontrada a 2 kilómetros de los campamentos base, en las montañas alrededor del pueblo de Kavardo de Skardu, en la división de Baltistán, con vistas al río Indo. Según la hipótesis inicial, esta cruz podría tener entre 1,000 y 1,200 años de antigüedad. Este es el primer descubrimiento en Baltistán de una pieza de este tipo, que marca la asociación de esta tierra con el cristianismo", agregó el investigador.

Ahora queda por descubrir con qué tipo de piedra fue fabricada la cruz, y fecharla, probablemente con el método del "carbono 14". Naeem Khan explicó también que "el pueblo de Kavardo se conoce desde hace 1,500 años, pero es posible que el mármol utilizado para fabricar esta cruz sea más antiguo".

Este descubrimiento podría reforzar la hipótesis de una presencia cristiana muy antigua en la región. Según la tradición, fue mientras viajaba a la India que el apóstol Santo Tomás evangelizó la actual región de Pakistán. Allí predicó en la corte del rey Gondofares, quien decidió convertirse a la verdadera fe.