Pakistán: el poder ejecutivo disuelve un partido islamista problemático

Abril 28, 2021
Origen: fsspx.news
Saad Hussain Rizvi y miembros de Tehrik-e-Labbaik Pakistan en enero de 2021

La principal organización islámica paquistaní que pedía castigar con la muerte a los culpables de "blasfemia contra el islam", en particular a la cristiana Asia Bibi, ha sido disuelta por el gobierno de Imran Khan. Esta medida se produjo tras varios días de violentas manifestaciones en las principales ciudades del país.

¿El poder ejecutivo paquistaní está haciendo una adaptación de La Noche de los Cuchillos Largos? Así lo sugiere la disolución de la principal organización islamista radical del país el 15 de abril de 2021.

Tehrik-e-Labbaik Pakistan (TLP) es un partido extremista creado en 2015 por Khadim Hussain Rizvi, religioso sunita, muerto en noviembre de 2020 y reemplazado por su hijo Saad, cuya única demanda tiene que ver con la lucha contra la blasfemia y contra los culpables de cometerla, especialmente los cristianos.

El partido de Rizvi comenzó a emerger en la vida política paquistaní durante las elecciones federales de 2018, haciendo campaña sobre un solo tema: defender la controvertida ley sobre la blasfemia, cuando la madre católica Asia Bibi acababa de ser absuelta por la Corte Suprema.

En octubre de 2020, el TLP tuvo un nuevo hueso para roer cuando el Jefe de Estado francés, Emmanuel Macron, se pronunció a favor del derecho a la caricatura, al día siguiente del asesinato en Francia de un maestro que había mostrado a sus estudiantes dibujos satíricos que representaban al profeta del islam.

Esto se convirtió en oro puro para Saad Hussain Rizvi, quien inmediatamente movilizó a sus activistas en las redes sociales con un hashtag que se volvió viral en la web islámica: #FrenchLeavePakistan, "Franceses, fuera de Pakistán".

Haciendo gala de sus dotes de comunicador, Rivzi fomentó el intercambio de historias de conversiones, ¿reales o forzadas?, al islam: "buenas noticias de nuestra manifestación en Gujar Khan [ciudad cerca de Islamabad]. Un niño cristiano abrazó el islam. Ahora su nombre es Khadim Hussain. Mashal, Allah [Por la voluntad de Dios]. Enhorabuena a todos", se regocijó, en WhatsApp, un activista del partido.

A principios de abril de 2021, el TLP incluso se dio el lujo de bloquear parcialmente las dos ciudades más grandes del país, Lahore y Karachi, así como la capital, Islamabad, para obtener la expulsión del embajador de Francia: ambas manifestaciones fueron brutalmente reprimidas por la policía.

Esta fue la gota que derramó el vaso: el 12 de abril, Rivzi fue arrestado, y tres días después, su organización fue disuelta por el ministro del Interior de la República Islámica, Sheikh Rashid Ahmed.

El profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de Lahore, Mohammad Waseem, analizó este cambio de rumbo del ejecutivo, que sin embargo había apoyado a Rivzi en 2017: "El TLP es experto en el arte de provocar disturbios en la vía pública, bajo la excusa de defender el honor del profeta Mahoma. Pero las protestas de los últimos días no fueron buenas para la imagen de Pakistán en el escenario internacional".

Pakistán busca restaurar su imagen aliviando las tensiones con sus vecinos: la India y Afganistán.

Como una medida de precaución, el 15 de abril pasado, el Ministerio de Asuntos Exteriores instó a los ciudadanos franceses a "salir de Pakistán provisionalmente por razones de seguridad": la disolución del TLP inaugura un período de tensión donde los cristianos podrían ser los más afectados.