Pakistán: la Corte Suprema quiere limitar el abuso de la ley sobre la blasfemia

Septiembre 16, 2022
Origen: fsspx.news
Corte Suprema de Pakistán

Los cristianos paquistaníes han celebrado con beneplácito un fallo de la Corte Suprema del país que ordena al Estado tomar las medidas adecuadas para evitar que la ley sobre la blasfemia se utilice como una herramienta para hostigar y perseguir injustamente a las minorías religiosas.

Sabir Michael, un católico comprometido con los movimientos cívicos en favor de las minorías religiosas en Pakistán, habló sobre el reciente fallo de la Corte Suprema del país que ordenó al Estado ser muy diligente en el manejo de los casos de blasfemia:

"Acogemos con beneplácito la decisión de la Corte Suprema de Pakistán, que pide al gobierno que sea más cuidadoso en el manejo de los casos de blasfemia. Recordamos el uso abusivo de las leyes contra la blasfemia en las últimas dos décadas.

"Esta situación es muy preocupante para los cristianos, hindúes y otras minorías religiosas en Pakistán. Es muy importante que la policía y los funcionarios del gobierno manejen los casos de blasfemia con mucho cuidado, para que ninguna persona inocente sea incriminada".

En un texto de nueve páginas, los jueces Qazi Faez Isa y Syed Mansoor Ali Shah señalan que los casos de blasfemia reciben mucha atención y publicidad, lo que puede comprometer la realización de un juicio justo y regular.

Los jueces identifican casos en los que se hacen acusaciones falsas de blasfemia para ajustar cuentas personales o por motivos ocultos. El juez Isa enfatiza que los procesamientos nunca deben dejarse llevar por el "celo o la indignación moral", sino que el Estado, es decir, el fiscal, "debe proceder con meticulosidad y diligencia en tal disputa".

El Tribunal afirmó que, de conformidad con los principios de la jurisprudencia islámica, aplicando el derecho constitucional, siempre se debe tener cuidado para garantizar que una persona inocente no sea condenada injustamente por delitos relacionados con la religión, en particular "cuando solo existe el testimonio oral improbable de los testigos".

La sentencia establece además que "debe garantizarse el derecho fundamental del acusado a un juicio justo", señalando que "ha habido casos en los que una turba enfurecida ha herido o incluso matado a un acusado antes de ser condenado".

"La ley prohíbe hacer justicia por mano propia. En la jurisprudencia islámica, incluso si una persona ha sido declarada culpable y condenada a muerte, la sentencia solo puede ser ejecutada por aquellos que están autorizados para hacerlo, y si alguien mata a la persona condenada, el responsable del crimen debe ser castigado", explica el tribunal en su sentencia.

El texto también recuerda que predicar el cristianismo no es un delito en Pakistán, sino que "es un derecho fundamental de todo ciudadano profesar, practicar y propagar su religión". Según Sabir Michael, "este juicio es un faro de esperanza, y servirá para convencer a los funcionarios estatales de ser más cuidadosos en el manejo de los casos de blasfemia".

Nasir Raza, un cristiano, profesional de los medios de comunicación, dijo: "Oramos por la implementación de esta sentencia, para que personas inocentes ya no sean víctimas de falsas acusaciones de blasfemia, como ha sucedido en casos notorios como el de Asia Bibi, y tantos otros".

Según el Centro para la Justicia Social, una ONG que monitorea el fenómeno, 1,949 personas han sido acusadas bajo leyes de blasfemia entre 1987 y 2021. Esta cifra incluye a 928 musulmanes, 643 ahmadis, 281 cristianos, 42 hindúes y 55 ciudadanos de fe desconocida.