Pascua sangrienta en Sri Lanka

Abril 26, 2019
Origen: fsspx.news

Al menos 253 muertos y más de 500 heridos es el saldo de una serie de atentados contra dos iglesias católicas y un templo protestante durante la celebración de la misa de Pascua, así como en hoteles para turistas. Las autoridades de Sri Lanka acusan a la organización islamista National Thowheeth Jama'ath (NTJ).

"La bomba estalló en la iglesia cuando terminamos nuestra oración cantando 'Gloria a Dios'. Y luego nada, solo imágenes de muerte que desfilan en silencio, y un silbido en mis tímpanos", recuerda Dilishya Fernando, citada por Le Monde el 23 de abril de 2019.

Dilishya perdió a su esposo en la explosión que mató al menos a 28 personas en la iglesia de San Antonio de Padua en Kochikade, Colombo. Pradeep Kumar, un hindú que vive cerca del santuario, declaró haber escuchado una explosión alrededor de las 8:45 de la mañana. "Escuché el ruido y rápidamente corrí a la iglesia. Entonces vi a muchas personas muertas y heridas. Ayudé a transportar a los heridos al hospital", dijo a Ucanews.

El saldo provisional registrado en la iglesia de San Sebastián de Negombo, en Colombo, es mucho peor: 800 personas se encontraban en Misa cuando un kamikaze activó su dispositivo infernal. Este ataque dejó alrededor de cien muertos.

Las otras víctimas fueron asesinadas en un lugar de culto protestante en Batticaloa, la antigua capital, y en varios hoteles de la capital.

El cardenal Malcolm Ranjith, arzobispo de Colombo, acudió a la iglesia de San Sebastián y denunció "un acto bestial e inhumano", condenando "con toda su fuerza este acto que causó tanta muerte y sufrimiento al pueblo".

La mano del islam

Desde Roma, el cardenal Robert Sarah, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, reaccionó enérgicamente: "Condeno esta violencia bárbara islamista".

Las autoridades de Sri Lanka señalaron desde el principio la responsabilidad de una secta islamista que apareció hace tres años en la isla: el National Thowheeth Jama’ath.

Según informó Russia Today, este movimiento fue objeto, diez días antes de la Pascua, de una alerta emitida a la policía, según la cual se prepararon varios atentados suicidas contra iglesias de la minoría cristiana y la embajada de la India en Colombo.

La responsabilidad de los grupos yihadistas extranjeros no debe ser descartada: "hay grupos terroristas internacionales detrás de los terroristas locales", dijo el presidente Maithripala Sirisena a la Agencia France-Presse.

Esto no es sorprendente: las dos principales agencias yihadistas internacionales, al-Qaeda y la organización del Estado Islámico, llevan años intentando reclutar en las comunidades musulmanas del subcontinente indio. Su propaganda enfatiza las persecuciones que los musulmanes sufrirán en la región, según ellos.

En la tarde del 23 de abril, la organización del Estado Islámico finalmente reclamó la autoría de los sangrientos bombardeos durante la fiesta de Pascua en la isla.