Registro de clérigos en China: un nuevo dolor de cabeza para el Vaticano

Julio 11, 2019
Origen: fsspx.news

En respuesta a la orden emitida para todos los miembros del clero católico chino de la Iglesia clandestina de reportarse lo antes posible ante las autoridades, la Santa Sede publicó varias directivas pastorales destinadas a garantizar el mismo respeto por la doctrina católica como por las leyes del estado comunista.

El documento romano publicado el 28 de junio de 2019 es la respuesta de la Santa Sede a los obispos chinos que han estado pidiendo desde hace varios meses "una indicación concreta del enfoque que se adoptará en relación con la obligación de presentar una solicitud de inscripción al registro civil".

El principio en que se basa la respuesta del Vaticano es el de la contribución a la unidad de los católicos chinos y el ejercicio público del ministerio eclesiástico, por el bien de los fieles, en línea con lo que el Papa Benedicto XVI escribió el 27 de mayo de 2007: "Ser clandestino no es un rasgo normal de la vida de la Iglesia ". Lo cual es cierto en tiempos normales. Pero ¿acaso no vivían escondidos los primeros cristianos?

Sin embargo, aunque Roma no pretende forzar a los sacerdotes de la Iglesia clandestina a adoptar un enfoque que consideran contrario a su conciencia moral, la carta dada a conocer en la fiesta del Sagrado Corazón sugiere una opción para permitir que aquellos que tienen dudas acerca del empadronamiento civil se liberen de ellas.

Por tanto, la Santa Sede propone que soliciten, al momento del registro, agregar una oración escrita mediante la cual afirmen que la independencia, la autonomía y la autogestión de la Iglesia, absolutamente requeridas por el Partido Comunista, van de la mano infaliblemente con la doctrina católica. Es decir, de acuerdo con una autonomía similar a la experimentada por todas las Iglesias particulares en el mundo, que profesan su sumisión al sucesor de Pedro.

Si no se permite esta aclaración por escrito, los miembros del clero que deseen registrarse deberán expresarlo verbalmente, en presencia de un testigo.

En todos los casos, el signatario debe informar inmediatamente a su ordinario de las circunstancias precisas en que se completó el procedimiento.

Este enfoque pretende ser "realista", sin ceder ante una cierta "ingenuidad", como explicó en Vatican News el 28 de junio de 2019 Andrea Tornielli, director editorial del dicasterio para la comunicación de la Santa Sede.

Esto equivale a olvidar demasiado rápido el famoso proverbio chino que dice "teme al tigre que está frente a ti tanto como al lobo que te sigue por detrás".