Reino Unido: el aborto en casa genera gran controversia

Junio 02, 2020
Origen: fsspx.news

Después de Monseñor John Sherrington, obispo auxiliar de Westminster (Reino Unido), Monseñor Mark Davies, obispo de Shrewsbury, protestó contra la ampliación de la ley del aborto, aprobada a raíz de la epidemia del virus chino.

Monseñor Mark Davies se pronunció al respecto el 21 de mayo de 2020, durante una misa ofrecida por los profesionales de la salud. El obispo de Swrewsbury declaró que el Estado deberá responder tarde o temprano a una serie de preguntas planteadas por la crisis sanitaria.

"En los próximos días, surgirán varias preguntas sobre la forma en que tratamos a los miembros más vulnerables de la sociedad, ya sean los ancianos dependientes, o los niños por nacer cuyas vidas han sido puestas en peligro por una medida desastrosa aprobada por el Ministerio de Sanidad, destinada a facilitar el aborto en casa", lamentó el prelado.

Efectivamente, en el mes de marzo, el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social del Reino Unido modificó la ley sobre el aborto, estableciendo hasta las diez semanas de gestación el plazo legal para realizarse un aborto en casa, después de una simple consulta en línea con el médico tratante.

En su homilía, Monseñor Davies advirtió a la clase política: "la ciencia no puede pretender ser la única guía segura para las sociedades humanas".

La voluntad de perseverar en el mal camino es sorprendente. A pesar de la pandemia, los hombres persisten en matar inocentes facilitando el acceso al aborto. Si Dios quiso o permitió esta calamidad, es únicamente a causa de los pecados de los hombres, especialmente de aquellos que "claman venganza al cielo" porque atacan la vida inocente. Que Dios nos libere de esta ceguera.