Retiran los libros de Harry Potter de una escuela porque contienen hechizos reales

Septiembre 12, 2019
Origen: fsspx.news

En Nashville, una ciudad de Tennessee, los estudiantes de la Escuela Católica de San Andrés ya no podrán consultar los libros de Harry Potter en la biblioteca, debido al daño que ocasionan en las mentes de los lectores jóvenes. Así lo decidió el director del establecimiento, el Padre Dan Reehil.

Es "debido a su contenido" que la serie de siete libros que describen las aventuras épicas de un joven mago y sus amigos ha sido retirada de la Biblioteca de San Andrés, dijo el Padre Dan Reehil, en una carta dirigida a los padres de los alumnos. La decisión se dio a conocer en la edición del diario Tennesean del 31 de agosto de 2019.

"Estos libros presentan la magia como una práctica que se puede usar indiferentemente, para un bien o un mal, lo que en realidad esconde una ilusión ingeniosa. Las maldiciones y hechizos utilizados en estos libros son maldiciones y hechizos reales que, cuando son leídos por un ser humano, pueden provocar casos de posesión en quienes leen el texto", señaló el sacerdote.

Antes de tomar esta decisión, el director de la escuela solicitó el consejo de varios exorcistas estadounidenses y romanos que le recomendaron que retirara los libros escritos por J. K. Rowling.

La directora de educación diocesana, Rebecca Hammel, apoyó al sacerdote, quien, como párroco y director de la escuela, "tiene la autoridad canónica para tomar tales decisiones", informó el diario Tennesean.

"Aplicamos la censura en este tipo de casos solo con el fin de asegurarnos de que lo que ofrecemos en nuestras bibliotecas se adapta a nuestras clases", explicó Rebbeca Hammel.

En los libros que narran las aventuras del joven mago, los personajes invocan hechizos como "Avada kedavra" para causar la muerte, "Cruciatus", para torturar a un enemigo o "Stupefix" para congelarlo en el acto. El daño moral de muchas de estas fórmulas ha sido presentado por varios exorcistas oficiales.