"Sin familia": cuando la política italiana raya en lo ridículo

Febrero 10, 2021
Origen: fsspx.news
Palacio de Montecitorio, sede de la Cámara Baja del Parlamento

Las autoridades italianas tienen previsto eliminar los términos "madre" y "padre" de los documentos de identidad de los menores, según ha confirmado la Ministra del Interior, Luciana Lamorgese, en una intervención en el Parlamento.

El autor de la Divina Comedia advirtió al lector: "Cuando tu vista quiere penetrar demasiado lejos en la oscuridad, sucede que en el imaginar estás errado" (Dante Alighieri, La Divina Comedia, Infierno, canción XXXI).

Una advertencia que los partidarios de la ideología de género, al otro lado de los Alpes, no parecen haber tenido en cuenta: en 2015, los términos "padre" y "madre" ya habían sido eliminados de los documentos que certificaban la identidad de los menores italianos.

Una medida que Matteo Salvini, futuro y efímero presidente del Consejo, derogó en 2018, en su calidad de Ministro del Interior.

Dos años después, el gobierno liberal de Giuseppe Conte parece querer eliminar de un borrón el pasado: es así que, la actual Ministra del Interior, Luciana Lamorgese, declaró a mediados de enero de 2021 frente a los diputados, su deseo de volver a otorgar documentos de identidad "sin género" a los menores del país.

Nada de esto resulta sorprendente: varios grupos de presión exigen a Italia desde hace tiempo la anulación de las medidas tomadas por Matteo Salvini, con el pretexto de que serían "discriminatorias" con respecto a las parejas homosexuales que han optado por adoptar un niño.

"La reintroducción de los términos 'padre 1' y 'padre 2' tiene como objetivo garantizar el cumplimiento del marco regulatorio introducido por la Unión Europea, y resolver ciertas dificultades que pueden vulnerar la privacidad", declaró la Ministra.

Esta posición no resulta apropiada para Fabrizio Marrazzo, portavoz de la asociación Solidale Ambientalista Liberale, quien cree que el gobierno italiano no está yendo lo suficientemente lejos: el cabildero lamentó el hecho de que Luciana Lamorgese esté basando su medida en un argumento administrativo, en un caso donde, según él, debería promoverse la ideología LGBT.

Sin embargo, Luciana Lamorgese reafirmó su opinión: el uso de los términos "padre" y "madre" se vuelve problemático "ya que el tutor del menor no es ni el padre ni la madre".

Está claro que se ha perdido el miedo de caer en lo ridículo, al pretender abolir una ley inmemorial de la humanidad, arraigada en todas las civilizaciones, para justificar comportamientos antinaturales.

No obstante, luego de la renuncia del jefe de gobierno, Giuseppe Conte, este martes 26 de enero, parece que la medida tendrá que esperar...