Singapur celebra el bicentenario de su despertar a la fe

Diciembre 30, 2021
Origen: fsspx.news

El 11 de diciembre de 2021 cerró el año jubilar en el que los católicos de Singapur celebraron el bicentenario de la evangelización de la antigua colonia británica, convertida en la ciudad-Estado cosmopolita que conocemos hoy.

El 11 de diciembre de 1821, el Padre Laurent Imbert, religioso de las Misiones Extranjeras de París (Mep), que luego se convirtió en vicario apostólico en Corea, y fue martirizado en 1839, desembarcó en el otro extremo de la península malaya, donde se encontraba una importante colonia fundada solo dos años antes por los británicos, y llamada Singapur.

La tarea del religioso -que sufriría el martirio en suelo coreano pocos años después, en 1839- era reunirse con la pequeña comunidad católica presente, conformada por doce o trece fieles, según el informe transmitido el 15 de diciembre siguiente a monseñor Esprit Marie Joseph Florens, vicario apostólico de Siam.

Fue el inicio de una evangelización que tuvo sus altibajos, pero que contribuyó a marcar la identidad de la ciudad-Estado.

"Enciende y brilla con la fe": este fue el tema elegido para el año de conmemoración inaugurado solemnemente por la Iglesia el 13 de diciembre de 2020, y que culminó el 11 de diciembre de 2021. En este día, todos los campanarios de la ciudad sonaron al unísono, mientras se celebraba una misa de acción de gracias en la Catedral del Buen Pastor.

Doscientos años después de la providencial llegada del Padre Laurent Imbert, la comunidad católica sigue siendo pequeña en número: poco menos del 3% de los 6.2 millones de habitantes de la ciudad-Estado, en el contexto de un predominio del budismo y el taoísmo, aunque existen importantes minorías de musulmanes e hindúes.

Los protestantes representan alrededor del 12% de la población.

A pesar de una sociedad cada vez más seducida por estilos de vida materialistas, los datos más recientes de la Oficina de Estadística de Singapur muestran que el cristianismo, especialmente el catolicismo, es la única religión que experimenta un desarrollo real dentro de la ciudad-Estado del país.

La Fraternidad San Pío X está presente en Singapur desde hace muchos años. La comunidad incluye actualmente a tres misioneros residentes, los Padres Patrick Summers, Lawrence Novak y Jean-Michel Gomis. Aquí también se encuentra la sede del Distrito de Asia de la Fraternidad.