Siria: la Iglesia pide el levantamiento de las sanciones

Febrero 11, 2021
Origen: fsspx.news
Monseñor Ignace Youssef III Younan

En Oriente Medio, la jerarquía católica ha pedido al nuevo inquilino de la Casa Blanca que levante lo antes posible las sanciones que pesan actualmente sobre el pueblo sirio. A riesgo de aparecer como cómplice de la "catástrofe humanitaria" que ya está afectando a millones de personas y que acabará convirtiéndose en un nuevo factor de inestabilidad en toda la región.

"Le instamos, señor presidente, a que ayude a los sirios aliviando la crisis humanitaria que amenaza con desencadenar una nueva ola de inestabilidad en el Medio Oriente, y más allá. Creemos que los intereses nacionales legítimos de los Estados Unidos pueden perseguirse sin castigar al pueblo sirio, mediante las sanciones económicas actuales".

El discurso al nuevo jefe del ejecutivo estadounidense fue firmado el 21 de enero de 2021 por las máximas autoridades católicas en Siria: el patriarca de Antioquía de los sirios, monseñor Ignace Youssef III Younan, y el patriarca de Antioquía de los griegos melquitas, monseñor Youssef Absi. El líder de la confesión autocéfala siro-ortodoxa también se unió a la demanda por el levantamiento de las sanciones internacionales contra Siria.

Desde el verano de 2020, Estados Unidos impuso un nuevo conjunto de sanciones particularmente severas a Siria, bajo la Ley César para la Protección Civil en Siria. Esta última tiene como objetivo presionar al régimen de Bashar Al-Assad, sancionando a los individuos, entidades o empresas que mantengan relaciones económicas con Damasco.

El mecanismo de la Ley César afecta de cerca al Líbano, Jordania, Irak, pero también a Egipto, por ser países que continúan comerciando con Siria.

En resumen, el objetivo es que los estadounidenses sofoquen financieramente al régimen sirio para evitar que reconstruya el país; pero el impacto sobre una población desgastada y arruinada tiende a resultar más costoso, y más riesgoso a mediano plazo, que los beneficios políticos esperados.

En su carta al sucesor de Donald Trump en la Casa Blanca, los principales prelados orientales se basan en una nota informativa publicada el 29 de diciembre por la relatora especial de las Naciones Unidas: Alena Douhan evocó la urgencia de poner fin a las diversas sanciones que hacen que "la situación en Siria sea aún más insostenible, mientras que la pandemia de Covid-19 se está librando".

Para la relatora de la ONU, no hay duda de que "la Ley César viola los derechos humanos, especialmente los derechos del pueblo sirio a la vivienda, la salud, un nivel de vida adecuado y el desarrollo".

Por no hablar de los efectos perversos que estas sanciones pueden tener en los países vecinos: en su edición del 20 de enero de 2021, Le Monde reveló que "la sombra de Damasco" se cierne sobre la terrible explosión en el puerto de Beirut, ocurrida el 4 de agosto pasado.

Según el diario francés, no en vano la entrega clandestina de nitrato de amonio llevada a cabo con el fin de sortear el embargo de una comunidad internacional detrás de Estados Unidos estuvo relacionada con el desastre que asoló la capital libanesa.

¿Joe Biden escuchará las demandas del episcopado sirio? Difícil de decir: a diferencia de los temas políticos internos sobre los que desea aniquilar las medidas tomadas por Donald Trump, la nueva administración demócrata bien podría aumentar, en el exterior, la presión sobre los aliados de Moscú, de los que forma parte el régimen de Damasco.