Suiza: feligreses prohíben el ingreso de un párroco a su iglesia

Abril 28, 2022
Origen: fsspx.news
Parroquia católica de Cristo Rey, Gebenstorf-Turgi

En Gebenstorf, en el cantón de Argovia, dos guardias de una sociedad de seguridad negaron el acceso a un lugar de culto al párroco de la iglesia, el Padre Adam Serafin, de la Provincia Polaca de los Salvatorianos, cuando celebraba la Misa del Domingo de Ramos, según el periódico Badener Tagblatt. La policía intervino y registró una denuncia de los feligreses por incumplimiento de la prohibición de acceso.

¿Cómo pudo surgir una situación tan ridícula -o kafkiana-? Feligreses que prohíben a su párroco ingresar en su iglesia, con el apoyo del brazo secular, y esto, en la más perfecta legalidad.

El sistema eclesiástico "dual" de la Iglesia católica en Suiza

El fundamento de este inverosímil asunto radica en el llamado sistema de gobierno eclesiástico "dual", que caracteriza a los cantones suizos. En estos Estados, junto a lo que se denomina "Iglesia canónica" o "Iglesia pastoral" -la jerarquía católica- otro poder de gobierno de las diócesis y parroquias lo ejercen principalmente los laicos.

Este sistema afecta a casi todo el país, porque existe una organización eclesiástica cantonal paralela a las diócesis, vicariatos, unidades pastorales, etc., en cada cantón, excepto en Valais. Este sistema es el resultado de varios factores.

En primer lugar, el hecho de que son los Estados cantonales los que siempre han sido competentes en materia de relaciones Iglesia-Estado. En los cantones reformados, bajo el Antiguo Régimen, el protestantismo es una Iglesia del Estado, que adquirió autonomía durante los siglos XIX y XX. Luego adoptó una organización inspirada en la de su cantón.

Durante el siglo XX, cuando los cantones reformados, Berna y Zúrich en particular, reconocieron su minoría católica, "naturalmente" planificaron una organización simétrica a la de su Iglesia nacional reformada, pero divergente de la tradición católica.

Este fue también el caso en los cantones paritarios (Argovia, Turgovia, Glaris, Grisones). Algunos cantones católicos también crearon estructuras eclesiásticas similares. Por ejemplo, Friburgo a finales del siglo XIX. El Estado –los cantones suizos– concedió así a la Iglesia el derecho de recaudar impuestos eclesiásticos mediante la organización de una estructura democrática de derecho público.

En los cantones suizos, excepto en Valais, una organización mayoritariamente laica representa a la Iglesia católica en lo que respecta a su vida pública. En una entrevista con el Neue Zürcher Zeitung, que data de 2013, monseñor Markus Büchel, obispo de San Galo, reconoció que "es posible una cierta tirantez", pero que el sistema debería ser "optimizado" y no cuestionado.

Sin embargo, pueden surgir situaciones reales de conflicto. Como, en 2007, cuando monseñor Kurt Koch, entonces obispo de Basilea, destituyó al administrador de la parroquia de Röschenz, el Padre Franz Sabo, por faltas graves. Pero el sacerdote recibió el apoyo de su parroquia y ganó en los tribunales.... El futuro cardenal Koch admitió que el sistema "dual" tenía graves fallas. Después de muchas peripecias, el párroco permaneció en su sitio, luego de haber hecho las paces.

La situación de la parroquia de Gebenstorf

En esta parroquia del cantón de Argovia, la situación se ha deteriorado desde hace tres años. El Padre Adam Serafin, originario de Polonia, ha sido sacerdote residente desde hace 5 años. Algunos de los fieles lo cuestionan por ser demasiado conservador. Su obispo, monseñor Félix Gmür, finalmente lo revocó, pero el Padre Serafin apeló ante la Santa Sede, que lo mantuvo en el cargo, a la espera de una decisión sobre el fondo de la cuestión.

La parroquia, que es la empleadora del sacerdote, tiene derecho a elegirlo. Esta elección generalmente no se lleva a cabo, pues los fieles reciben al sacerdote enviado por el obispo. En cuanto a la circunscripción eclesiástica cantonal de Argovia, esta apoya al obispo contra la parroquia.

Pero esta última, que tiene la sartén por el mango en todo lo material, solicitó y obtuvo de la justicia la prohibición para el sacerdote Salvatoriano de ingresar a los lugares de culto. Esto explica la intervención de la policía y la imposibilidad de que el sacerdote ingrese a las iglesias a las que atiende.

Algunos se alegran porque el sistema dual representa mejor la eclesiología de Vaticano II que la anterior. Habría mucho que decir al respecto. En cualquier caso, parece que la parroquia de Gebenstorf es un buen ejemplo del "caminar juntos" que caracteriza la sinodalidad según Francisco...