Suiza: la joya de Valère

Noviembre 22, 2022
Origen: fsspx.news

En el cantón de Valais, el castillo de Valère, que toma su nombre de la madre de uno de los prefectos romanos locales, domina la ciudad de Sion a una altitud de 621 metros y alberga en su interior la basílica fortificada de Valère.

Este castillo está compuesto principalmente por una basílica fortificada y edificios civiles, antiguas dependencias de los canónigos del cabildo catedralicio, que residieron allí hasta la Revolución. Allí se encuentra el Museo de Historia de Valais, fundado en 1883 y renovado en 2008.

La catedral de Notre-Dame de Valère fue construida entre principios del siglo XII y la primera mitad del siglo XIII, y fue elevada al rango de basílica menor por Juan Pablo II. Las obras de reforma exterior e interior acaban de finalizar, treinta años después de sus sucesivos lanzamientos. La basílica conserva el órgano reproducible más antiguo del mundo, cuya datación se estima en torno a 1435, un raro coro alto del siglo XIII, numerosas decoraciones pintadas y una magnífica sillería barroca.

Al cruzar la puerta de la basílica, se puede ver el Calvario en el coro alto. La instalación de las estatuas de la Virgen María, el apóstol San Juan y Jesús crucificado data de 1526. El año se menciona al pie de la cruz. Además de una cierta aflicción que le confieren los rasgos de su rostro, la mirada de la Virgen expresa desolación. Al otro lado del Calvario, el apóstol Juan parece consternado, y los ojos entrecerrados de Cristo, casi entornados, reflejan un sufrimiento extremo. "El fin era captar la atención de los peregrinos que subían a Valère y apoderarse de ellos", indica Maria Portmann, conservadora cantonal de los monumentos históricos de Valais. Los personajes, hechos a escala humana, están postrados de dolor.

En muchos puntos, el Calvario sigue siendo un enigma. ¿De dónde provienen estas estatuas? ¿Quién las hizo? ¿Por qué colocarlas en ese lugar? "No contamos con fuentes escritas o visuales que nos permitan responder con certeza a estas preguntas", explica Maria Portmann. "El lugar sugiere que era para recibir a los peregrinos que subían a Valère, probablemente durante la Semana Santa. Una de las raras ocasiones en que los fieles ingresaban a la iglesia. En aquel entonces, solo los canónigos vivían en Valère y tenían acceso a la iglesia del cabildo catedralicio".

El Calvario podría haber sido tallado en el extranjero: "El estilo no se corresponde con nada de lo que se hacían en el Valais en esa época. El trabajo es mucho más fino. Los pliegues de la ropa tallados en madera de una sola pieza, los motivos florales aplicados a la ropa requieren un gran cuidado y una atención especial que no se encuentra en el Valais. Nos inclinamos más bien a pensar que fue hecho en el norte de los Alpes, Alemania o Austria (en contraposición con el sur de los Alpes, en el arte italiano) por la sobriedad de las formas y rasgos de los personajes y el cabello esculpido en tirabuzones, propio de lo que se hacía en estos países.

"El conjunto se encuentra en un estado de conservación excepcional. La limpieza y eliminación de polvo del Calvario en 2021 y 2022 lo devolvió a su estado original".

Acceso libre a la nave exterior de las oficinas, junio-septiembre: 10-18 h; octubre-mayo: martes-domingo: 10 am-5 pm.