Un diplomático argentino divorciado y "vuelto a casar" rechazado por el Vaticano

Enero 23, 2020
Origen: fsspx.news

La Santa Sede rechazó la propuesta del gobierno de Buenos Aires de nombrar a Luis Bellando como embajador ante el país más pequeño del mundo, alegando que este último es una persona "divorciada y nuevamente casada". Un episodio que ilustra la complejidad de las relaciones entre el Vaticano y el nuevo poder argentino.

Luis Bellando es diplomático de carrera. Ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores en 1986, donde desempeñó el cargo de cónsul general de su país en Río de Janeiro (Brasil) y en Tarija (Bolivia).

El gobierno argentino propuso su nombre después de que la Santa Sede dejó en claro que no aceptaría una candidatura "política" bajo ninguna circunstancia. Pero Luis Bellando es un divorciado que se ha "vuelto a casar" civilmente, un estado incompatible con el ejercicio del cargo de embajador ante la Santa Sede en un país todavía impregnado en gran medida por el catolicismo.

El poder ejecutivo no parece tener mucha prisa de revisar su propuesta: "examinaremos el asunto y también veremos si hace falta otro candidato para enviar como embajador o representante en la Santa Sede", declaró el jefe de gabinete del Ministerio de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, quien asegura que "el proceso tomará su tiempo".