Un hijo de San Luis a la defensa de Franco

Febrero 27, 2019
Origen: fsspx.news

El mayor de los Capetos se opone al deseo del gobierno de Pedro Sánchez de exhumar los restos del general Franco, pero el poder ejecutivo español tiene la intención de adelantar el procedimiento unas semanas antes de las elecciones anticipadas que podrían conducir a un cambio político.

"La historia condenará a quienes profanen este grandioso templo (...). Cuando alguien ataca a Franco, ataca a mi familia, a más de la mitad de España, a la monarquía y a la Iglesia que protegió."

Luis Alfonso, duque de Anjou, el mayor de los Capetos, no tiene la menor intención de ceder ante la presión del gobierno español que quiere eliminar cualquier rastro del franquismo en el Valle de los Caídos.

Luis de Borbón, bisnieto del Caudillo a través de su abuela Carmen Franco, se opone aún más a la decisión del gobierno, debido a que éste último se niega a permitir que los restos del ex jefe de Estado sean trasladados a Almudena, donde la familia tiene una cripta, por temor a que el centro de Madrid se convierta en un nuevo sitio en honor a Franco.

La Iglesia de España, afectada por un doloroso caso de Alzheimer histórico, ha anunciado, siguiendo el consejo de la Santa Sede, que respetará la decisión del gobierno.

Pero la situación se encuentra en un punto muerto, porque las tumbas de Almudena "son propiedad privada". En consecuencia, "la Iglesia no puede prohibir el entierro en este lugar de una persona fallecida cuya familia posee una de las criptas", explicó a France Culture Benoît Pellistrandi, historiador de la España contemporánea.

El asunto podría tomar un giro dramático, ya que el 15 de febrero de 2019, ignorando completamente la ley, el poder ejecutivo promulgó un decreto de exhumación que le da a la familia dos semanas para encontrar un nuevo lugar de sepultura.

El gobierno está literalmente corriendo contra el reloj. Después de la forma en que manejaron el problema catalán, los socialistas perdieron una buena cantidad de apoyo y ya no pueden gobernar solos. Es muy probable que en abril de 2019 surja una nueva coalición introducida por el Partido Popular, lo cual pondría fin, al menos durante un buen rato, a cualquier intención de tocar los restos del Generalísimo.

Es por esta razón que el Partido Socialista Español está dando la mayor prioridad a la exhumación del cuerpo de Franco, para que el conflicto catalán no monopolice la atención durante la campaña electoral, y para llenar el espacio político de izquierda en detrimento de Podemos, un partido rival.

La familia de Franco anunció que ha presentado una apelación definitiva ante el Tribunal Supremo para prohibir cualquier exhumación. Al igual que la estatua del Comendador que venció a Don Juan, ¿resistirán los restos del Caudillo a la decisión de Pedro Sánchez?