Un nuevo patriarca para los católicos armenios

Octubre 01, 2021
Origen: fsspx.news
Sede del Patriarcado de Armenia, en Bzoummar, Líbano

El Sínodo de los Obispos Católicos del patriarcado armenio de Cilicia tardó menos de un día en elegir a su patriarca: convocados por el Soberano Pontífice en Roma el 22 de septiembre de 2021, los prelados orientales eligieron a Raphaël François Minassian al día siguiente.

El nuevo patriarca, que tomó el nombre de Raphael Bedros XXI, era hasta ahora arzobispo titular de Cesarea de Capadocia de los armenios, y Ordinario de los fieles armenios de Europa del Este.

Este francófono, nacido en Beirut en 1946, pertenece a una familia de la diáspora, ya que sus abuelos fueron masacrados durante el genocidio perpetrado por el Imperio Otomano en 1915, y su padre, huérfano, se refugió en Castel Gandolfo, por orden del Papa Benedicto XV.

Raphaël Bedros XXI se licenció en teología y filosofía en la Pontificia Universidad Gregoriana entre 1967 y 1973.

Antes de ser elevado a la dignidad episcopal, fue juez eclesiástico en Beirut, profesor de liturgia armenia -un rito introducido por San Gregorio el Iluminador (257-331) considerado el apóstol de Armenia- y, posteriormente, ejerció su ministerio en Nueva York (Estados Unidos).

En junio de 2016, Raphaël Minassian recibió al Papa Francisco con motivo de su viaje apostólico a Armenia. Entrevistado por Asianews, el futuro patriarca subrayó las declaraciones "claras y esenciales" hechas por el pontífice romano el año anterior, describiendo el populicidio armenio como "el primer genocidio del siglo XX".

"Por esta razón, tenemos con él una deuda [de gratitud]", expresó en aquel momento Raphaël Minassian con satisfacción,

Tras su elección, los católicos armenios solicitaron al Santo Padre la Ecclesiastica communio, que consiste en una ratificación oficial de la elección del Sínodo armenio.

"La elección de Vuestra Beatitud", escribió el Papa Francisco en su carta de confirmación, "tiene lugar en un momento en que los hombres se ven particularmente probados por diversos desafíos. Pienso en el sufrimiento en Siria y Líbano, países donde está presente la Iglesia de Cilicia de los armenios, así como en la pandemia, que todavía está lejos de superarse en muchas partes del mundo".

Antes de separarse de la comunión con la Sede Apostólica, la Iglesia armenia permaneció unida a ella hasta el 551, cien años después del Concilio de Calcedonia en el 451.

Hubo varios intentos de acercamiento, como en el Concilio de Florencia en 1439, pero el origen del acuerdo fue más político que religioso, y la unión fue bastante breve.

Fue necesario esperar hasta 1740 para ver el regreso de los armenios al redil de la Iglesia católica, unión aprobada por la creación del patriarcado de Cilicia, del que acaba de ser nombrado como cabeza Raphaël Bedros XXI Minassian.

Este patriarcado se encuentra físicamente en el Líbano, Beirut, porque Cilicia está en territorio turco, en una región donde el islam es particularmente virulento contra los cristianos.