Un obispo anglicano dimite para convertirse al catolicismo

Septiembre 16, 2021
Origen: fsspx.news
Jonathan Goodall

Jonathan Goodall, obispo anglicano de la Iglesia de Inglaterra -Church of England (CofE)- anunció el 3 de septiembre de 2021 su dimisión para convertirse al catolicismo. Era obispo de Ebbsfleet, un obispado sufragáneo de la diócesis de Canterbury.

Jonathan Goodall era visitador episcopal provincial de la Iglesia anglicana. Los visitadores provinciales son conocidos popularmente como "obispos voladores" debido a su papel pastoral frente a los grupos parroquiales tradicionalistas.

Su renuncia tuvo lugar después de lo que él llama "uno de los momentos más difíciles de mi vida". El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, aceptó su renuncia "con pesar".

El arzobispo Welby agregó sentirse "profundamente agradecido con Monseñor Jonathan por su ministerio y sus muchos años de fiel servicio".

Jonathan Goodall precisó: "Tomé la decisión de dejar mi puesto como obispo de Ebbsfleet, para ser recibido en plena comunión en la Iglesia católica romana, después de un largo período de oración, que fue uno de los momentos más difíciles de mi vida".

El exobispo anglicano, de 60 años, está casado y tiene dos hijos. Como obispo asistente ocupó cargos episcopales en varias parroquias y diócesis.

Finalmente agregó: "Espero servir a la Iglesia en el futuro, cualquiera que sea el modo en que esté llamado a hacerlo".

Cabe recordar que las ordenaciones sacerdotales conferidas en el rito anglicano fueron declaradas inválidas por el Papa León XIII. En la carta Apostolicae curae del 13 de septiembre de 1896, afirmó: "Nos, de acuerdo con todos los decretos de Nuestros predecesores relativos a la misma causa, confirmándolos plenamente y renovándolos con Nuestra autoridad, por Nuestro propio impulso y por la ciencia cierta, Nos pronunciamos y declaramos que las ordenaciones conferidas según el rito anglicano, han sido y son absolutamente vanas y enteramente nulas". Símbolos y Definiciones de la Fe Católica, Denzinger, n° 3319.

Desde 1992, doce obispos de la CofE se han convertido al catolicismo, incluido Gavin Ashenden, excapellán de la reina Isabel. Hasta la fecha, nueve de ellos han sido ordenados sacerdotes en la Iglesia católica.